Buscan a Zetas por masacre de 27 personas en Guatemala

Buscan a Zetas por masacre de 27 personas en Guatemala

Decenas de militares fueron enviados a la zona de la frontera con México, para evitar que los responsables huyan

EFE

GUATEMALA, 15 de mayo.- Las fuerzas de seguridad de Guatemala hallaron hoy los cadáveres de 27 labriegos en el interior de una finca ubicada en una aldea del norte de Guatemala, fronteriza con México, que, según fuentes policiales, habrían sido asesinados por el cártel mexicano de narcotraficantes “Los Zetas”.”Hasta el momento se han contabilizado 27 cadáveres en el interior de la finca Los Cocos, en jurisdicción del municipio de La Libertad, en el departamento de Petén”, dijo el coronel Rony Urizar, portavoz del Departamento de Prensa del Ejército guatemalteco.

Según Urizar, decenas de militares fueron enviados a la zona de la frontera con México, ubicada a unos cien kilómetros del lugar donde ocurrió la matanza, para evitar que los responsables huyan hacia ese país.

Se ha ordenado vigilancia aérea y terrestre, y estamos en coordinación con las autoridades mexicanas para evitar que (los responsables) huyan a través de la frontera“, precisó Urizar.

Los labriegos muertos, que aún no han sido identificados, según versiones preliminares trabajaban en la finca Los Cocos, la cual era propiedad de Haroldo Waldemar León Lara, que fue asesinado el sábado en la periferia de la ciudad de Flores, en el departamento de Petén.

León Lara era hermano del Juan José León, alías “Juancho León”, un narcotraficante guatemalteco que operaba en la zona del este del país, que fue asesinado junto a otras diez personas en 2008 por sicarios del cártel mexicano de narcotraficantes Los Zetas.

Fuentes de la Policía Nacional Civil (PNC) dijeron que se sospecha que Los Zetas habrían sido también los responsables del asesinato de León Lara, así como de la matanza de los 27 labriegos.

El director de la PNC, Jaime Otzin, confirmó que en el hecho están involucrados grupos de narcotraficantes que operan en el norte de Guatemala pero no precisó detalles.

Por la inseguridad, empresas de EU dudan instalarse en México

Por la inseguridad, empresas de EU dudan instalarse en México

La violencia ha provocado que sólo el 50% de las compañías sigan con sus planes de nuevas inversiones en el país

AP

CIUDAD DE MÉXICO, 15 de mayo.- Decenas de empleados de Mattel Inc. iban rumbo a nuevo día de trabajo para fabricar Power Wheels en el corazón industrial de México, cuando estallaron disparos a su alrededor y una granada afectó uno de sus autobuses, mató a un trabajador e hirió a cinco.

La batalla entre narcotraficantes y el Ejército cerca de la ciudad de Monterrey la semana pasada era el tipo de violencia que espanta las nuevas inversiones de empresas estadounidenses al sur de la frontera, donde los criminales organizados están recurriendo cada vez más a los secuestros, la extorsión y los robos de carga a pesar de la ofensiva del gobierno contra los carteles de la droga.

“Estos actos de violencia no suceden en el vacío; ocurren en la calle que podría estar justo en frente de su edificio. Se disparan balas y tienen que ir a parar a algún lugar”, dijo Dan Burges, un alto directivo de Freightwatch Inc., una empresa de seguridad para carga con sede en Austin.

Como resultado, sólo la mitad de las empresas estadunidenses encuestadas recientemente por la Cámara de Comercio México-Estados Unidos dijo que seguiría adelante con los planes de nuevas inversiones en México y varias empresas, incluyendo Whirlpool Corp., han anunciado recientemente que instalarán nuevas fábricas en otros lugares al referirse a las preocupaciones sobre la seguridad.

Más de 35 mil personas han muerto por la violencia relacionada con las drogas desde que el presidente Felipe Calderón desplegó miles de fuerzas de seguridad federales hace cuatro años para luchar contra los traficantes. En los últimos meses, cerca de 400 cuerpos han sido extraídos de fosas comunes en los estados norteños de Tamaulipas y Durango. Hay informes casi todos los días sobre ejecuciones entre facciones, secuestros y extorsión.

El Ejército dijo que los trabajadores de Mattel al parecer quedaron atrapados en un fuego cruzado el 6 de mayo, cuando atacantes que se cree trabajaban para el cártel de los Zetas asaltaron un convoy militar con armas de fuego y un lanzagranadas desde un puente sobre una autopista en las afueras de Monterrey.

“Las personas de Mattel quedaron horrorizadas e increíblemente entristecidas” por el ataque, dijo la compañía en un comunicado, difundido por el portavoz Jules Andres.

Sin embargo, las batallas entre fuerzas gubernamentales y los cárteles son cada vez más comunes, y las empresas y sus trabajadores se ven inevitablemente afectados.

Una de cada 10 compañías reportó secuestros y el 60 por ciento dijo que sus empleados fueron golpeados o amenazados en el 2010, según la Cámara de Comercio México-Estados Unidos.

Y los robos de carga de camiones y trenes son generalizados y crecientes.

Los robos de carga le costaron a las empresas unos 700 millones de dólares el año pasado, un aumento del 40 por ciento en los últimos tres años, de acuerdo con la Alianza Nacional de Transporte Multimodal.

Remolques enteros cargados de automóviles recién fabricados fueron robados este año en autopistas principales en los estados de Tamaulipas, Nuevo León, Morelos y Sinaloa. Algunos camioneros se niegan a conducir a través de zonas peligrosas, incluyendo Ciudad Juárez, donde los funcionarios dicen que los criminales suelen extorsionar y piden unos 70 dólares para pasar a salvo.

Cada vez más, los ladrones roban la carga de manera selectiva, cosas como productos químicos industriales o metales especialmente tratados, a petición de clientes específicos, según la Asociación de Transporte de Mercancías de México.

Las empresas en México calculan pagos a grupos del crimen organizado como parte del costo de hacer negocios. “Es una práctica conocida que muchos productores y exportadores mexicanos pagan un cierto porcentaje para poder pasar sus productos a través de algunas partes de México sin que los destrocen”, dijo un alto funcionario estadounidense en México, que habló bajo condición de anonimato por consideraciones de seguridad.

Escoltas armados de seguridad se pueden ver mientras retumban en masa por las carreteras hacia el norte de México, algunos privados contratados por las empresas, otros – como en el estado de Coahuila – proporcionados sin costo por el gobierno. En la planta de Panasonic en Tijuana, escoltas armados hacen turno para las entregas diarias, un recorrido de 20 minutos a la frontera con Estados Unidos.

Tantos rollos y placas de acero, aluminio y cobre han sido robados en la carretera Monclova-Monterrey este año que algunas compañías aseguradoras están suspendiendo los seguros, de acuerdo con Freightwatch.

A pesar de las pérdidas, la mayoría de las compañías estadounidenses que ya operan en México dicen que no tienen planes de salir de un lugar donde se paga 3 dólares por hora de trabajo, las normas ambientales son laxas, con incentivos fiscales y una ubicación muy conveniente por su cercanía al mercado estadounidense.

“La gente piensa que todo en México es un enfrentamiento constante, pero no es así”, dijo Keith Patridge, que promueve los negocios en ambos lados de la frontera para la Zona de Comercio Exterior McAllen en la región sur de Texas.

En efecto, cada día importaciones y exportaciones por un valor de más de mil millones de dólares cruzan la frontera y alimentan cientos de miles de empleos en Estados Unidos y México. Más de 18 mil empresas estadounidenses tienen operaciones en México, incluyendo la mayoría de las empresas en la lista Fortune 500.

Pero esas cifras podrían ser mayores, dice Gabriel Casillas, economista jefe para México de JP Morgan, quien estima que la delincuencia relacionada con el narcotráfico le costó a México 4 mil millones de dólares en inversión extranjera directa en 2010.

Patridge da una mirada a través de la ventana de su oficina a tres grandes banderas de México, Canadá y Estados Unidos. Un poco más allá, al cruzar la calle, las nuevas oficinas del Departamento de Seguridad Nacional tienen un arsenal de armas, vehículos blindados, armarios de drogas incautadas y celdas ocupadas con mexicanos que han sido capturados mientras atravesaban furtivamente el Río Grande. La frontera, para miles de agentes federales, es una barrera que debe ser protegida y defendida constantemente.

Sin embargo, para Patridge, y la mayoría de los líderes empresariales de la zona, la frontera es un río, una cerca o una pared que se abre paso en medio de una zona que se siente como una sola comunidad.

“Somos una ciudad, un área metropolitana, que se extiende a través de la frontera. La parte sur de nuestra ciudad tiene mano de obra que está entre las más competitivas del mundo. El lado norte de la ciudad es el mercado más grande del mundo”, dice.

Hace años, Patridge ayudó a entre 20 y 30 empresas estadounidenses al año a establecer operaciones de manufactura en México. El año pasado tuvo cinco.

En El Paso, Texas, Bob Cooke dirige una cámara de comercio transfronteriza similar, que promociona negocios en Estados Unidos e inversiones al otro lado del puente en Ciudad Juárez, la ciudad más violenta en México. Dijo que sólo una empresa estadounidense abrió una tienda en Ciudad Juárez el año pasado.

“Claramente no estamos argumentando que son negocios normales, pero tampoco es tan malo como parece” , dijo, y añadió que debido a la mala imagen, “ni siquiera podemos ya conseguir compañías que miren hacia allí”

Cuando China dominaba el mundo

EL IMPERIO DEL CENTRO

Cuando China dominaba el mundo

Por Fernando Díaz Villanueva

Anda medio mundo convulso por la pujanza económica de China. Es, según dicen, algo reciente. Fue morirse Mao y sus sucesores, todos unos Judas, perdieron el respeto al padre fundador haciendo reforma tras reforma… hasta llegar al día de hoy, en el que China se ha puesto a la cabeza del mundo y, no contenta con eso, como los chinos trabajan como lo que son y nadan en dólares, ha empezado a comprar todo lo que se pone a tiro.

Cuentan que China era un país miserable, milenios de atraso y esclavitud, señores feudales, ineficiencia administrativa e infectas casas de té donde los desdichados chinos ahogaban las penas en opio. La narración hasta tiene sentido. Si la historia, como dejó dicho Marx, la rigen leyes inmutables, lo suyo es que los europeos siempre hayamos estado encima y el resto del mundo debajo. Cuando uno es europeo reconforta sentirse en el lado de los que tuvieron suerte, o, al contrario, molesta de tal manera que se convierte en uno de esos odiadores de Occidente que tanto abundan por ahí.

El hecho es que, tanto los unos como los otros, estamos equivocados. La civilización europea lleva la delantera desde hace pocos siglos, lo últimos, más o menos desde que a los marinos portugueses se les metió entre ceja y ceja alcanzar la especiería por el camino más largo. Su insistencia tuvo premio. Luego vinieron los españoles, que se apoderaron de cuarto y mitad del continente americano; los ingleses, que hicieron lo propio con la porción que quedaba, los franceses, que levantaron un formidable imperio africano, y los holandeses, que compensaron la insignificancia de su patria con habilidad e ingenio.

En sólo tres siglos Europa, dividida, regañada y guerrera, se adueñó del mundo. Pero antes de eso este pequeño apéndice de Asia había pintado poco en el devenir de la epopeya humana. Es cierto que tanto Grecia como Roma estaban –y siguen estando– en nuestro continente, pero su gloria no se debió tanto a aportes europeos como afroasiáticos, básicamente mesopotámicos, fenicios y egipcios. Roma, además, construyó un imperio regional, no mundial. Luego se hundió como un castillo de naipes y sus logros se perdieron en la bruma de la Historia.

La antigua Roma nunca llegó a ser la primera potencia mundial de su tiempo. En la cima de su poderío la economía más grande del planeta era… adivínelo, sí, exactamente, la china. Durante cientos, por no decir miles de años, China albergó la civilización preindustrial más poderosa y avanzada del mundo.

Cuando sobre Europa se abatía la penumbra altomedieval, los chinos prosperaban. En el año 750 d. C., la ciudad más populosa del globo era Changan, capital de la dinastía Tang. Tenía más de un millón de habitantes. La ciudad occidental más grande de aquella época –El Cairo– llegaba rabiando al medio millón. Para el cambio de milenio, el chino era ya el mayor y más poblado de todos los imperios. China lo tenía todo para triunfar. Era grande, fértil, fácilmente transitable, y sus gobernantes adoraban el comercio y propiciaban la inventiva.

Fruto de aquella explosión oriental, los chinos se dotaron de tecnologías y conocimientos revolucionarios antes que nadie. En el siglo IX empezaron a utilizar el carbón en la metalurgia. Lo hicieron no tanto por innovar como por necesidad, después de haber deforestado el norte del país. La producción de hierro se disparó: en el año 800 fundieron 13.000 toneladas, tres siglos después eran ya 125.000, una cantidad que los europeos no consiguieron alcanzar… hasta finales del siglo XVIII.

Por esa misma época inventaron la pólvora, la impresión con tipos móviles, el reloj mecánico, el timón, la rueda de paletas para los barcos, el papel y, sobre todo, la brújula, lo que les concedió, por vez primera en la historia de la humanidad, la ventaja de poder adentrarse en el mar perdiendo de vista la costa. La brújula quizá nos parezca una nimiedad, pero es, junto a la rueda y la escritura, el invento más importante de la historia.

Cuando Marco Polo se dejó caer por allí, a mediados del siglo XIII, quedó tan impresionado que, al volver, escribió un libro de viajes, al que tituló Libro de las maravillas del mundo, que estuvo leyéndose durante siglos. Y eso que Marco Polo provenía de Venecia, tal vez la ciudad más moderna y cosmopolita de toda la Europa medieval. Su impresión hubiese sido mucho mayor si, pongamos, hubiera partido de algún villorrio centroeuropeo de la época.

La expedición de Marco Polo abandonó china en 1292, casi en la cúspide de aquella portentosa civilización. Un siglo después la China medieval, un imperio que poseía la ciencia, la tecnología, el excedente agrario, las infraestructuras y los saberes comerciales para dominar el mundo y explotar sus riquezas, alcanzó su cénit. Entre 1405 y 1433 el almirante Zheng He, un eunuco al servicio del emperador Yongle, realizó siete expediciones por el Océano Índico, conocido por los chinos como Mar Occidental.

No lo hizo en frágiles esquifes como esos en los que, por aquellos años, se jugaban el tipo los portugueses, sino a bordo de enormes juncos de 120 metros de eslora por 50 de manga. A modo de comparación, las carabelas colombinas eran minúsculos cascarones de 22 por 6. El emperador ordenó construir más de 1.000 naves para que formasen parte de estas expediciones comerciales, que se denominaron Flotas del Tesoro.

Las flotas recorrieron las costas de Indochina, Java, Ceilán, la India, el Golfo Pérsico, Yemen y el este de África. En uno de los viajes descendieron hasta Mozambique, recorriendo a la inversa la ruta que seguiría Vasco da Gama medio siglo más tarde. Cuando el portugués alcanzó el África oriental, los lugareños se reían de los pequeños e insignificante navíos que comandaba. Recordaban la visita de Zheng He al frente de sus colosales juncos y, claro, no había comparación.

Entonces se produjo lo que nadie había previsto. China se cerró en sí misma. Volvió sobre las enseñanzas de Confucio, que predicaba el culto a la sencilla vida campesina, y desarmó las flotas. China desapareció de la escena mundial por decisión propia. Para entonces China superaba con creces los 130 millones de habitantes –España y Portugal tenían 5 o 6 millones–, y seguiría creciendo gracias a la inercia de tanta sabiduría acumulada.

Europa tomó el relevo. Durante siglos sus navegantes apenas se acercaron a China, una civilización que tenían por antigua y respetable pero decadente. Ahí nació el mito del opio y del atraso que hemos arrastrado hasta nuestros días. La historia, sin embargo, vuelve a dar una nueva oportunidad a un gigante que lleva demasiado tiempo dormido.

Imputan formalmente a Strauss-Kahn

se declarará inocente

Imputan formalmente a Strauss-Kahn por intentar violar a una camarera

Tras ser detenido acusado de intento de violación, los fiscales de Nueva York han imputado al director gerente del FMI por un acto sexual criminal.

Ampliar la foto

Foto de archivo del director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn. | EFE

Ver la galería

Escándalos sexuales de políticos

Los fiscales de Nueva York han imputado formalmente al director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, por un acto sexual criminal, intento de violación y detención ilegal, según ha informado la Policía de esta ciudad estadounidense en la que éste ha sido detenido la pasada madrugada cuando se disponía a volar de regreso a Francia.

Se espera que Strauss-Kahn, al que se consideraba como el candidato favorito de los socialistas para las presidenciales francesas de mayo de 2012, comparezca hoy mismo ante un juez del estado de Nueva York. Su abogado ya ha adelantado que el director del FMI niega la acusación y se declara inocente.

El abogado defensor de Strauss-Kahn, Benjamin Brafman, ha asegurado que su representado se declarará “no culpable” inocente de todos los cargos. Strauss-Kahn ha sido detenido en el aeropuerto internacional JFK tras ser denunciado por supuestamente agredir sexualmente a una trabajadora del hotel en el que se alojaba en la ciudad estadounidense, ubicado en Times Square.

Strauss-Kahn fue detenido a bordo del avión en el que iba a viajar con destino a París minutos antes de que éste despegara. La mujer que ha firmado la denuncia tiene 32 años y trabaja como limpiadora en el hotel y huyó de la habitación después del incidente.

“El Departamento de Policía de Nueva York descubrió que (Strauss-Kahn) había abandonado el hotel, dejándose el teléfono móvil en la habitación”, ha explicado previamente el portavoz del Departamento, Paul Browne. “Supimos que estaba en un avión de Air France. Retrasaron el despegue para que pudiéramos sacarle del avión y ahora se encuentra bajo custodia para el interrogatorio”, había indicado.

Los hechos

La Policía ha informado de que el supuesto incidente tuvo lugar en el hotel Sofitel ubicado en la calle 44 Oeste, cerca de Times Square. “La mujer fue trasladada por el servicio de emergencias médicas al hotel Roosevelt, donde fue tratada de heridas de poca consideración”, ha precisado Browne.

Según el portavoz, la mujer entró en la habitación pensando que ya no había nadie y “ha contado a los detectives que (Strauss-Kahn) salió del baño desnudo” se dirigió al lugar donde ella estaba “la empujó hacia una habitación” de la suite y “comenzó a abusar sexualmente” de ella.

La mujer consiguió zafarse pero Strauss-Kahn la agarró de nuevo y la llevó “al baño, donde cometió un abuso sexual, según el relato” de la demandante, y luego “intentó encerrarla en la habitación”, ha añadido Browne.

Según el portavoz de la Policía de Nueva York, Strauss-Kahn no tiene inmunidad diplomática por el cargo que ocupa. En virtud de las leyes del estado de Nueva York, un acto sexual criminal incluye obligar a una persona a mantener sexo oral.

Trayectoria

Strauss-Kahn asumió su cargo al frente del FMI en noviembre de 2007 por un mandato de cinco años que expira el año próximo. Anteriormente, había sido ministro de Finanzas en Francia, miembro de la Asamblea Nacional francesa y profesor de Economía en el Instituto de Estudios Políticos de París.

Esta no es la primera vez que el director del FMI se encuentra en el ojo del huracán. En octubre de 2008, tuvo que pedir disculpas por “un error de juicio” por un ‘affair’ con una economista del FMI que era su subordinada. La investigación le exculpó de acoso y abuso de poder, si bien fue advertido por la junta de los países miembros del FMI de que no volviera a incurrir en una conducta inadecuada. Strauss-Kahn pidió disculpas a la mujer, Piroska Nagy, y a su esposa, así como a los empleados del FMI por el alboroto causado.

AMLO, el ingobernable

AMLO, el ingobernable

Por: Salvador Camarena

2002201103

Lo hizo de nueva cuenta. Andrés Manuel López Obrador sabe que la izquierda mexicana gira en torno suyo y al ritmo que él decida. Ni cuatro triunfos electorales al hilo –Sinaloa, Puebla y Oaxaca en 2010, más Guerrero en 2011– convencen al ex candidato presidencial en 2006 de que es buena idea ir de la mano del derechista PAN en las venideras elecciones. El tabasqueño ha decidido hacer valer su peso en el partido de la Revolución Democrática y este fin de semana ha lanzado el reto crucial: no hay más ruta que la mía, y ésa significa romper ya con los panistas.

Por su parte, la corriente que detenta en estos momentos la dirigencia del PRD, los llamados Chuchos, están convencidos de que aliarse con la derecha es menos grave que permitir el regreso del PRI a la residencial oficial de Los Pinos. Los Chuchos dicen que para ellos hay una tarea pendiente: la alternancia inaugurada en 2000 no se ha convertido en una transición hacia un nuevo modelo de gobernabilidad, y que para por fin cambiar de rumbo hay que lograr un pacto nacional que dispute con un sólo candidato la cita del 2012, y de paso conjurar el retorno de los priistas.

Hasta el verano pasado el PRI había ejecutado con puntualidad un guión triunfal, donde los gobernadores y los barones priistas en el Congreso se ayudaban en las distintas elecciones, pero sobre todo no se estorbaban: repartían responsabilidades y recursos, y cosechaban triunfos. Las victorias de la unidad priista lograron que se instalara una idea de la inminencia e inevitabilidad del triunfo tricolor en la próxima elección presidencial. Pero en julio pasado llegaron las alianzas del PRD y el PAN y la historia cambió.

Sin embargo, para López Obrador ésas son victorias pírricas. Este fin de semana, tras de que se aprobara un mecanismo para consultar a los ciudadanos del Estado de México sosbre si se debe buscar que panistas y perredistas lleven un sólo candidato ahí, el ex candidato ha tomado de nuevo la iniciativa. Solicitó su licencia al PRD y con eso desató una crisis en el principal partido de izquierda, cuyos líderes formales no saben descifrar al tabasqueño, que de nueva cuenta los arrincona. Quizá es el principio del fin, tantas veces cantado, del PRD como lo conocemos. O simplemente otra mano que López Obrador sabrá ganar a sus compañeros de partido. Esto apenas comienza.

No me da miedo, me encabro

No me da miedo, me encabro

Por: Salvador Camarena

SolalindeenW
Alejandro Solalinde, el miércoles en la noche, en el estudio de W Radio. Foto Diego Islas

Unos policías federales querían a la fuerza liberar a dos personas detenidas por elementos de una policía local. Ambos bandos sacaron sus respectivas armas. Los sujetos que habían sido detenidos eran acusados de participar en el secuestro de migrantes centroamericanos en el sureste mexicano. En medio de la disputa entre policías oaxaqueños y federales, el padre Alejandro Solalinde, director del Albergue Hermanos en el Camino, tomaba partido por las autoridades que habían logrado la aprehensión. Un policía federal empezó a empujar con un rifle al religioso. “Me pidió que me identificara, que quién era yo para entrometerme; le dije que se identificara él, pues él es funcionario público y yo no. Se negó. Pero ¿sabe qué me pasa a mí con las armas? No me da miedo, me encabrono. Al final el otro policía le dijo a su compañero, ya, deja al padre. Bien que sabían quién era yo”.

Tiene “apenas”, como dice él con humor, 67 años. Vive en Ixtepec, a siete horas por carretera de la capital de Oaxaca. Ha denunciado a autoridades de todos los órdenes por su pasividad y complicidad ante el secuestro de miles de inmigrantes (la oficina del defensor del pueblo calcula en 20 mil las personas que fueron secuestrados en 2010 durante su paso rumbo a Estados Unidos). Por su defensa de los sin papeles ha recibido varias amenazas. “Dile a tu curita que ni se meta con nuestra mercancía”, le mandaron decir recientemente con una de sus colaboradoras. Voces como la suya, y tragedias como el hallazgo de 72 cadáveres de migrantes en San Fernando, Tamaulipas, han encendido todas las alarmas para lograr la atención sobre algo que ya se sabía: el gobierno ha fracasado en su misión de salvaguardar la integridad de aquellos que viajan dentro de México.”El Instituto Nacional de Migración ya no sirve, hay que tirarlo a la basura, está podrido. ¡Está podrido! Está muerto. No se puede decir, como pretenden, que ya lo están saneando, que están pasando (sus integrantes) los controles de confianza. Mentira. Estamos viendo todo lo contrario. Y si sigue pasando el tiempo van a ver cosas peores”, me dice Solalinde la noche del miércoles en el estudio de W Radio.

Es sacerdote, no profeta, pero sus palabras cobran sentido doce horas después, cuando al amanecer del jueves (hora de México) el INM anuncia “el relevo en delegaciones y un amplio programa de control de confianza”. No se recuerda un golpe de mano similar: serán auditados mil quinientos elementos de ese organismo y fueron removidos los delegados de Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Oaxaca, Estado de México, San Luis Potosí y Quintana Roo, estados que junto con Chiapas constituyen la llamada “ruta del migrante”.

La remoción del personal ocurre siete meses después de la llegada de un nuevo director al INM y apenas unos días más tarde del enésimo testimonio que narró cómo oficiales migratorios entregaron a los criminales a unos centroamericanos en abril pasado.

4279634
Foto tomada del sitio web de Hermanos en el camino

En enero pasado, Solalinde encabezó una caravana que acompañó desde la frontera con Chiapas hasta Ixtepec, Oaxaca, donde está su albergue, a 60 migrantes. “Ahí hicimos grupos de seis, de diez, los registramos con fotografías, los monitoreamos…”, cuenta el padre. Los migrantes memorizaron teléfonos y quedaron de reportarse desde las siguientes etapas del camino.

–Pasaron por Veracruz y no volvimos a saber nunca de ellos, de ninguno.

–¿Teme por ellos?

–Por supuesto que sí.

Ahora el INM tendrá que decirnos qué va a pasar con los mandos removidos, tendrá que ganarse la confianza de gente como Solalinde, cuya menuda figura engaña. “Yo no tengo nada que no tengan ustedes, ustedes no tienen nada que no tenga yo, todos recibimos la gracia de Dios, el espíritu santo, dentro de cada uno hay una gran persona, lo que falta es una oportunidad para mirar de otra forma y atrevernos a ser diferentes, a ser solidarios, el pueblo de México es solidario, es un gran pueblo, pero esa fuerza está dormida”.

Al final de la entrevista le pedí a Solalinde que difundiera los datos de su organización para aquellos que se interesaran en contactarle o incluso en hacer donaciones. Esto contestó: “Les quiero decir que es muy fácil para tranquilizar la conciencia sacar una moneda del bolsillo. Pero México lo que hoy necesita no son limosnas, sino la participación de cada uno, ponerse las pilas, negarse ante la corrupción, buscar la paz. (…) Estamos iniciando un movimiento por la paz en el que ya nadie puede ser ni debe ser sustituido, que cada quien haga lo suyo, hacerlo bien y hacerlo por México, eso es lo que necesitamos”. A ver quién de nosotros se siente aludido.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: