>

México elimina penas de prisión a indocumentados

function PopupPic(sPicURL, sHeight, sWidth) { window.open( “/static/popup.html?”+sPicURL, “”, “resizable=1,HEIGHT=” +sHeight+ “,WIDTH=” +sWidth); }
Activistas anti-ilegales protestan durante una marcha el sábado 18 de febrero en  Jupiter, la Florida.
AP
Activistas anti-ilegales protestan durante una marcha el sábado 18 de febrero en Jupiter, la Florida.

México dio el paso final para eliminar los cargos penales para los indocumentados que se encuentren en el país.

El presidente Felipe Calderón promulgó la reforma a la ley de población que desaparece las penas de prisión de entre 18 meses y 10 años que se estipulaban, y sólo mantiene las multas para los inmigrantes que se internen o permanezcan sin papeles al país.

Con la publicación el lunes del decreto de promulgación, las modificaciones entrarán en vigor el martes.

La reforma, que cambia o deroga los artículos en los que se advertía de cárcel, señala que los indocumentados recibirán multas de entre 1.016 pesos (unos 100 dólares) y 5.084 pesos (unos 500 dólares) según sea la falta como internarse nuevamente pese a haber sido expulsado o contraer matrimonio con un mexicano sólo para poder radicar en el país.

Aunque estaba en la ley, las penas de prisión rara vez eran aplicadas y los indocumentados simplemente eran deportados.

La migración ilegal en México está compuesta mayoritariamente por centroamericanos que buscan cruzar el país rumbo a Estados Unidos.

Estadísticas del Instituto Nacional de Migración señalan que en 2007 fueron detenidos 51.700 indocumentados, el 44,4% de los cuales eran hondureños y 28,9% guatemaltecos.

Entre enero y mayo de 2008 el número de indocumentados detenidos llegó a 20.899, también en su mayoría de Honduras y Guatemala.

Cae helicóptero que iba a transportar a presidente Evo Morales

function PopupPic(sPicURL, sHeight, sWidth) { window.open( “/static/popup.html?”+sPicURL, “”, “resizable=1,HEIGHT=” +sHeight+ “,WIDTH=” +sWidth); }
Los presidentes de Bolivia y Venezuela, Evo Morales y Hugo Chávez.
AP
Los presidentes de Bolivia y Venezuela, Evo Morales y Hugo Chávez.

Un helicóptero militar venezolano que iba a transportar al presidente Evo Morales el lunes cayó en una región montañosa del centro del Bolivia y murieron sus cinco tripulantes, cuatro de ellos venezolanos, informó una autoridad.

El ministro de Defensa, Walker San Miguel, confirmó el lunes que el mandatario no se encontraba en la aeronave cuando se accidentó el domingo por la tarde.

Morales acababa de utilizar el helicóptero Superpuma el sábado para una visita a la región central de Bolivia – a la ciudad de Oruro, 210 kilómetros al sur de La Paz – y estaba previsto que el lunes viajara en la misma aeronave, agregó San Miguel.

Cuando fue declarado en emergencia, el helicóptero realizaba un viaje desde la ciudad de Cochabamba, en el centro de Bolivia, hacia la ciudad amazónica de Cobija, en el noreste.

Morales tenía previsto visitar el lunes la localidad de Blanca Flor en el departamento de Pando, fronterizo con Brasil.

San Miguel dijo que un campesino que caminó varias horas reportó la caída de la aeronave la madrugada del lunes en Colomi, un zona montañosa del departamento de Cochabamba, a unos 250 kilómetros al este de La Paz.

“Era un personal muy ligado al transporte presidencial. Las causas del accidente aún no se pueden determinar. Les estoy transmitiendo la información de un poblador”, afirmó.

San Miguel dijo que una comisión se trasladó a la zona para recuperar los cuerpos e investigar las causas del siniestro.

Los fallecidos son el mayor Rodolfo Rivas, el teniente David Bustillos, el sargento Carlos Jattar, el aeronáutico César Bastidas – todos venezolanos – y el mayor Raúl Paz Céspedes, boliviano.

Morales utiliza dos helicópteros Superpuma prestados por el gobierno de Venezuela para sus viajes en Bolivia.

La Dirección de Prensa del Palacio de Gobierno dijo a la AP que Morales llegó el lunes a las 6.45 a su despacho para una reunión con los jefes militares y que su agenda aún incluye el viaje a Cobija.

Ex ministro de Defensa venezolano denuncia ataque a bala

function PopupPic(sPicURL, sHeight, sWidth) { window.open( “/static/popup.html?”+sPicURL, “”, “resizable=1,HEIGHT=” +sHeight+ “,WIDTH=” +sWidth); }
Raúl Baduel
AP
Raúl Baduel

El ex ministro de la Defensa, general retirado Raúl Isaías Baduel, denunció que desconocidos dispararon al vehículo en el que se trasladaba este lunes junto con su hijo por una autopista del centro del país.

Baduel, otrora integrante del círculo cercano del presidente Hugo Chávez, declaró a la televisora local Globovisión que el hecho ocurrió en la madrugada en la vía que une a la ciudad central de Maracay con Caracas.

“Afortunadamente pudimos salir ilesos de este hecho tan repudiable”, dijo el ex ministro que denunció la semana pasada que estaba siendo perseguido por el gobierno.

Baduel relató que a pesar de que el ataque ocurrió cuando estaba en plena marcha por la autopista, pudo avistar “una persona que salió por la parte posterior izquierda (del carro), sacaba parte del torso por la puerta trasera izquierda, y disparaba”.

El general retirado precisó que su automóvil sufrió tres impactos de bala en la puerta trasera.

Baduel informó la semana pasada que fiscales militares acudieron a su vivienda para notificarle la apertura de un proceso y que había sido “imputado”, pero no le precisaron el delito.

“Esto no tiene ninguna connotación jurídica, tiene sólo propósitos políticos de buscar callarme, amedrentarme”, enfatizó el militar, que pasó a retiro en julio de 2007 luego de ser relevado por Chávez del Ministerio de la Defensa.

Cuatro meses después de su retiro, Baduel volvió a la palestra pública para rechazar una reforma constitucional que impulsaba Chávez para establecer en el país un modelo socialista, y la reelección presidencial indefinida.

La modificación de la Carta Magna fue rechazada en diciembre por la población en un referendo.

Comandantes de las FARC dicen que no dejarán lucha armada

Dos de los comandantes de las FARC advirtieron que la guerrilla no bajará los fusiles, pese a los llamados desde todo el mundo, incluso de la izquierda política, de poner fin a la lucha armada.

La declaración está contenida en una carta de cuatro páginas de los comandantes Rodrigo Granda y Jesús Santrich divulgada el domingo en el sitio de internet de la Agencia Bolivariana de Prensa (ABP), que tradicionalmente difunde comunicados y pronunciamientos de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

La carta carece de fecha, pero la agencia ABP indicó que los comentarios de los dos comandantes guerrilleros surgieron tras del debate generado por declaraciones del presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

El pasado 8 de junio, Chávez pidió a las FARC liberar a todos los secuestrados en su poder y deponer las armas porque “la guerra de guerrillas pasó a la historia”. Llamados similares hicieron también desde el presidente de Ecuador, Rafael Correa, hasta el ex presidente de Cuba, Fidel Castro.

“No seremos nosotros, no y mil veces no, quienes bajemos las armas”, dijeron los dos comandantes insurgentes en la carta.

Sin mencionar directamente a ningún mandatario, los comandantes guerrilleros dijeron que han recibido mensajes de distintos sectores de izquierda de la región saludando la lucha de las FARC, mientras que las posiciones expresadas por otros eran “oportunistas”.

Esas posiciones contra la lucha armada, dijeron los rebeldes, eran “retruécanos con los que se suele manosear la realidad sin asco de arrastrar los principios para mostrarse revolucionario mientras se es oportunista, sobre todo cuando se aprovechan sinceras, pero equívocas posiciones de buena fe que han venido de probados hombres y mujeres, gobernantes o no, que claman por el desarme de las insurgencias”.

En Colombia “estamos en una confrontación que no ha de cesar mientras no se acabe con las profundas causas sociales que la engendraron…en el caso de las FARC, que desenvuelven su lucha en medio de las peores atrocidades que contra del pueblo desatan las oligarquías, jamás condenaremos ni desistiremos de la insurrección armada”, añadieron.

Las FARC, que con 44 años es la guerrilla activa más antigua de la región, han mantenido desde siempre que seguirán en combate hasta alcanzar “una democracia con justicia social” y aunque en el pasado han accedido a negociaciones de paz con distintos gobiernos, a la vez desarrollaban su poderío militar, financiado en parte con el tráfico de drogas.

Más recientemente, en la gestión del presidente Alvaro Uribe, han recibido los más duros golpes en su historia con la muerte de algunos de los jefes rebeldes y el rescate de los más valiosos secuestrados que tenían en su poder desde hace por lo menos cinco años.

Sunday, July 20, 2008

Jorge Castañeda: “Chávez tiene una quinta columna en casi todos los países”

Entrevista de Valentina Oropeza
El Nacional, Caracas

Jorge Castañeda interpreta cada expresión de la izquierda latinoamericana con un gesto: con la guerrilla colombiana se encoge de hombros y sentencia la derrota irremediable; el presidente Hugo Chávez y los movimientos bolivarianos le espabilan las pupilas y le aceleran el verbo; mientras que el rumbo de Cuba desata ademanes de duda y lo deja sin respuestas.

El ex canciller mexicano (1979-1982) desecha las utopí y apuesta por el desarme pleno y definitivo de todas las acciones y discursos que atribuyan a la violencia el poder de instalar la estabilidad económica y la igualdad social en el hemisferio. Invitado por Conindustria para reflexionar sobre la política exterior de los países latinoamericanos, Castañeda estuvo en Caracas durante cinco días, en los que visitó a viejos amigos y se puso al día sobre el contexto político venezolano.

-¿Qué impacto tienen para la región los golpes que le ha propinado el Gobierno colombiano a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia?

-Creo que presenciamos los últimos esperpentos de las FARC. Están derrotadas y en vísperas de desaparecer. Habrá brotes, e incluso actos ruidosos; pero como una fuerza militar y política viable ya están en las últimas.

-¿Llegó el momento de la negociación política o es conveniente que prosigan las ofensivas militares?

-Creo que convendría hacer las dos cosas: seguir golpeándolas militarmente, provocar divisiones, deserciones, traiciones y crisis internas; pero al mismo tiempo, empezar a negociar con ciertos sectores.

Tengo la impresión de que eso es lo que el presidente Álvaro Uribe está haciendo: golpear y negociar. Y las FARC verán; eventualmente serán reducidas a su mínima expresión, lo cual es beneficioso para América Latina. No tiene sentido la lucha armada desde hace muchos años.

-¿Qué se puede esperar de las FARC después del rescate de Ingrid Betancourt?

-Tienen dos opciones: seguir luchando aunque estén condenadas a la derrota; o negociar a pesar de sus debilidades. Podrían aprovechar el equilibrio político que ha logrado Betancourt y colgarse de ella, en vista de que representa a una izquierda moderada, sensata, moderna y alternativa a Uribe.

-¿Plantea que las FARC se unan políticamente a Betancourt?

-Sería una posibilidad. Quizás sería la más inteligente para ellos. Pero no sé si ella se prestaría para eso.

Lo cierto es que Ingrid podría ser una solución política para las FARC.

-¿Hay espacio para los mediadores internacionales en este contexto?

-En los intentos previos de mediación que hubo en Colombia, incluso en los que estuvo involucrado México, los esfuerzos internacionales no fueron especialmente útiles.

-¿Ni siquiera el del presidente Hugo Chávez?

-No fue más útil que otros. Se trata de fuerzas muy arraigadas en Colombia, que no necesitan a nadie que las junten.

La mediación internacional sirve cuando hay un problema de comunicación y existen agendas previas.

En el caso colombiano, parece que las FARC nunca han tenido un documento de peticiones.

-Al principio tenían objetivos muy claros: reivindicar los derechos de las masas rurales y desposeídas y tomar el poder.

-Tenían un programa, pero nunca una agenda de negociación. Una mediación internacional sólo tiene sentido si existe una lista de objetivos.

Por eso no prosperaron los esfuerzos de Andrés Pastrana ni de Chávez. ¿Qué quieren las FARC?; sólo se puede negociar cuando se sabe qué busca el otro. Cuando es tan abstracta, diluida y mezquina la meta, no se puede negociar.

-Pero la intervención de Chávez logró la liberación de seis secuestrados.

-Una cosa son los esfuerzos internacionales para la liberación de rehenes, y otra es colaborar para que termine el conflicto en Colombia. El día en que las FARC tengan disposición, se pondrán de acuerdo con el Gobierno. El Ejecutivo colombiano ya ha desarmado al M-19 y a las Autodefensas Unidas de Colombia.

-¿Qué papel podría jugar Chávez en la negociación con las FARC?

-Ya no puede aportar nada útil porque los problemas de Colombia no tienen una solución externa. Hay que ayudar a Uribe a poner a las FARC contra la pared; abrir espacios para la participación política del ELN y las FARC, como se hizo con el M-19. La mejor contribución de Chávez es dejar de meterse en Colombia.

-¿Qué carta se juega Uribe con las computadoras de Raúl Reyes?; ¿su gobierno podría salir perjudicado si no publica su contenido?

-Habría que empezar por saber qué más hay ahí. Lo que ha aparecido hasta ahora en las computadoras es muy convincente, pero no concluyente. No estoy seguro de que los elementos publicados hasta hoy sirvan para que el tribunal de la opinión pública juzgue a Chávez. Las computadoras son armas muy poderosas. Sin embargo, Uribe optó por no orillar a Chávez frente al mundo, aunque tiene la pistola amartillada.

-El presidente boliviano, Evo Morales, acaba de reconocer que recibe dinero express de Chávez, sin intermediación burocrática. ¿Cómo afecta al mandatario venezolano este anuncio?

-Nadie quiere confrontar a Chávez ideológicamente en América Latina. Él tiene una quinta columna en casi todos los países, es decir, sectores internos que pueden molestar a los gobiernos si Chávez los activa: las casas del ALBA en Perú; el PRD y los círculos bolivarianos en México; el FMLN en El Salvador; y a Piedad Córdoba en Colombia.

Otros prefieren evitar las confrontaciones públicas, porque saben que Chávez no tiene límites. Un tercer motivo es que los gobiernos que pueden dar la batalla de ideas con Chávez sienten que pueden quedarse solos; a Estados Unidos no le interesa esa confrontación porque necesita petróleo.

-Entonces Chávez es un hombre muy fuerte.

-La prueba es que nadie se atreve a confrontarlo. Su liderazgo se sustenta en el dinero; en los países pequeños, los petrodólares propician y rompen alianzas.

-En medio de todas estas fortalezas, ¿qué factores lo contienen?

-Lo contiene su situación interna y la conciencia de que no puede llevar las cosas al precipicio. Eso es lo que ocurre con Uribe y con Estados Unidos.

-¿Cómo evalúa la gestión de Chávez?

-Chávez ha sobrevivido 10 años en el poder. Es un político muy pragmático y ha tenido gran talento para enfrentar a sus opositores. También ha logrado vender la sensación de inclusión a un sector de la sociedad venezolana. Por otra parte, creo que puede criticarse que haya gastado tanto dinero sin que se vean los resultados. Los índices económicos y sociales globales no reflejan los enormes ingresos que ha recibido Venezuela durante su gestión. En último lugar, ¿para qué tanto pleito?; se ha peleado con todo el mundo sin necesidad.

El dilema cubano
-¿Cree que la apertura de Cuba es real?

-Hay que tener cuidado. La apertura política es nula. No existe ningún indicio de que haya flexibilidad en esa materia. Hay que evaluar si las consecuencias de la apertura a los mercados son controlables. Raúl Castro está levantando un dique que podría desbordar muchas presiones acumuladas.

-¿Qué le hace suponer que Cuba podría salirse del cauce si se trata de una sociedad totalmente dominada?

-Un caso sencillo: en Vietnam hay millones de celulares y la gente habla libremente porque no hay una oposición real al Gobierno. Para ellos no es un peligro que la gente se comunique, para Cuba sí. ¿Es controlable la puesta en circulación de la tierra? Si efectivamente Raúl quiere que la gente vuelva a cultivar, tiene que autorizar la propiedad privada. ¿Va a permitir que los cubanos compren tierras?, ¿dará licencias a los cubanos de Miami o a los de Cuba?

Volver a crear la propiedad privada, volver a poner en circulación la tierra, la vivienda y la riqueza significa que todo el mundo pueda comprar y vender. ¿El Gobierno podrá controlar esta situación en Cuba?, no lo sé.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: