>

¿Fin del apogeo chavista?

En los últimos tiempos, y vaya perspicacia la nuestra, el presidente Chávez debió retractarse de varios de sus proyectos hegemónicos, consciente del enfado de la ciudadanía. Desde que la oposición, no ya fragmentada, sino unida bajo el no a la reforma constitucional, se impuso al oficialismo hasta la más reciente ley de contrainteligencia (¿o contra la inteligencia?), muchas intentonas del presidente Chávez sucumbieron a fracasos.

La palabra apogeo alude al punto de la órbita en que la luna se halla más lejos de la Tierra (apó: ”lejos de”; Geos: ”Tierra”). El diccionario lo define como “el punto culminante de un proceso”. Si es que es el culminante, se nos figura que, como en la montaña, sigue un declive cual en algún momento fue el ascenso. Y en el trance, quien ”está en apogeo” quizás se halle, también como la Luna, lejos de la Tierra y de sus mundanales ruidos y problemas.

En ese caso, ¿qué llegará después del apogeo chavista? Según Murphy uno puede saber hacia dónde va la historia, pero no hacia dónde irá después, qué hará al doblar la esquina. La primera regla política, sobre todo en democracia, es que la gente se cansa. Y cuanto más se entusiasma al principio, peor resulta luego la decepción. En rigor el entusiasta en política siempre termina desencantado: entusiasta es el que cree estar con Dios (en Theos) y que con El se elevará a los cielos; pero cuando la admiración por el político se desmorona los ánimos del entusiasta caen también desde los mismos cielos. En cambio el que no asciende tanto sufre menos la caída.

Da la impresión (y en verdad que impresiona) que el gobierno venezolano podría cambiar algunas de sus políticas y actitudes, aunque sea en los últimos años. En todo hay que pensar en el final. Alguien interpretó que fin es la ”única palabra buena de toda novela mala”. Esperemos que la novela chavista tenga, aunque sea, un buen fin.

Entretanto, cuando no se puede construir más poder comienza a perdérselo. Y De Gaulle propinó, con dictamen que acaso hubiera compartido el presidente Chávez, que le pouvoir ne recule pas. A lo que un periodista le retrucó le pouvoir circule.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: