>

La Izquierda en Suecia entiende

Entrevista a Maruricio Rojas donde desvela las espectaculares transformaciones economicas, para mejor, de Suecia.
function openWindow(page) { window.open(page, ‘Print’, ‘status,resizable=no,scrollbars=yes,width=800,height=600,screenX=100,screenY=75,left=100,top=75’); return false; } 

Los mismos que ayer propagaban el mito del modelo sueco silencian hoy su espectacular transformación tras la crisis de los noventa, la que relata Rojas en ‘Reinventar el Estado del bienestar’ (Ed. Gota a Gota).

En su juventud, desde la ultraizquierda, se autoexilió de Chile durante la dictadura de Pinochet. Recaló en Suecia, donde poco a poco fue abandonando su pasado guevarista. La suya no fue una caída del caballo, sino que la acumulación de hechos es la que hizo que Rojas sea hoy uno de los exponentes del silenciado cambio sueco del Estado benefactor al posibilitador. Mientras, la izquierda europea se hace la sueca… ¿Hasta que nos estrellemos?

-El Estado de bienestar, pese a la experiencia sueca e independientemente de su viabilidad, parece instalado como un dogma incuestionable en Europa. ¿A qué se debe?

-Corresponde mucho a la constitución de Europa. Son sociedades étnicas, similares a grandes sociedades tribales donde el sentimiento de comunidad es muy fuerte. Se ve muy claro en contraste con EE UU, donde hay muchas y muy distintas comunidades. Allí se da una gran cercanía en cada comunidad de base, pero en la gran comunidad permanece una cierta distancia que provoca que el norteamericano medio se resienta cuando el Estado quiere meterse demasiado en su vida o sacarle impuestos. Sin embargo, los Estados europeos han sido de familia, donde éste adquiría el rol de gran padre o madre y ha cumplido un papel muy importante. Por eso pienso que en política europea el Estado de bienestar es un dato que no podemos cambiar; lo que podemos transformar es su tamaño y, sobre todo, la forma: es decir, el contenido del Estado de bienestar.

-¿Qué impacto tiene el Estado de bienestar en la responsabilidad e iniciativa individuales?

-Precisamente ahora estamos buscando restituir la responsabilidad personal, por ejemplo, ofreciendo libertad de elección. Al viejo Estado de bienestar lo denomino Estado benefactor, un déspota ilustrado que daba cosas como un padre se las da a su hijo. En cambio, hoy en Suecia posibilita tu elección: te da un vale para que elijas escuela o el hospital, servicios que posibilita, pero que no da el Estado. Se ha introducido un principio de responsabilidad personal que va creciendo con la diversidad, porque cuando hay monopolio, uno no puede elegir. La competencia es básica para que exista responsabilidad personal.

-Pese a que ya conocemos las consecuencias del socialismo real, los planteamientos estatistas continúan con una gran legitimidad moral.

-En Suecia fue así hasta que se derrumbó. Tuvimos que estrellarnos a comienzos de los noventa para sacar a la gente del embrujo con el estatismo. En el ser humano se da una cierta tendencia a que si se le da todo y se le quita la responsabilidad, uno se queda ahí. Es como en aquella película de Charles Chaplin donde un vagabundo ingresa en prisión y ve que allí hay seguridad y come todos los días… Cuando sale a la calle, libre de nuevo, lo primero que hace es romper un cristal para que lo metan en la cárcel porque no quiere la libertad.

-¿Cómo ha digerido la izquierda en Suecia estas reformas? ¿Ha llegado a asumirlas como propias?

-La izquierda en Suecia entendió el problema. No todo el proyecto, pero gran parte. La crisis fue tan grave que nadie dejó de entender el mensaje. Ojalá que España no tenga que pasar una crisis así para entenderlo. Antes, como toda la izquierda mundial, la izquierda sueca veía una antinomia entre libertad e igualdad y un antagonismo entre sector público y privado. Hoy ya no.

-¿Cómo lo han asimilado?

-Entienden que la empresa y la competencia son fundamentales para que no se construyan economías planificadas, que son un lastre. Ahora se dice: responsabilidad pública por la equidad, pero con una variada producción de los servicios. Quiere que la gente decida. A la izquierda sueca le costó mucho, pero no les quedó otra con la crisis. El gasto público llegó al 70% del ingreso nacional, un récord mundial. Cuando el Estado absorbe tanto, tiene que hacer que funcione; si no, no sale de la crisis. El primer ministro sueco socialdemócrata -el anterior, porque ahora hay una líder nueva, muy interesante-, llegó a decir, como Den Xiao Ping en China que “lo importante no es que el gato sea rojo, verde o azul, sino que cace ratones”. Y lo dijo en referencia al Estado de bienestar. Lo importante no es que sea de propiedad pública, sino que la gente reciba bienestar. Descubrió una base pragmática. Si son empresas privadas, magnífico -si lo hacen barato y a la gente le gusta-. Ese planteamiento ya se encuentra muy afianzado en la izquierda sueca, con un problema.

-¿Cuál?

-Hay una izquierda ex comunista militante que presiona a la socialdemocracia de forma que ésta todavía es tradicional en su retórica, pero en su práctica… Mire, las reformas que se hicieron del 91 al 94 con un Gobierno de centro derecha no se cambiaron durante los 12 años siguientes de poder socialdemócrata.

-Asumieron el paso del Estado benefactor al posibilitador…

-No lo dicen así, pero han entendido que no hay vuelta al pasado; un pasado peligroso y rechazado por la gente.

-¿Podría señalar los principales hitos del nuevo modelo?

-El cambio comenzó por algo bastante ridículo, pero ilustra bien de qué se trata. En los ochenta una municipalidad sueca dio derecho a los ancianos a que eligieran quién les cortaba las uñas, el podólogo. ¡Fue una revolución en el país! ¡El Estado no decidía quién te cortaba las uñas! Y una vez que los ancianos tuvieron ese derecho, ¿cómo se lo iban a quitar? Fue un cambio gradual y cada conquista de libertad fue irreversible, porque se mantuvo la equidad.

-¿Y por qué hay que darle el dinero al Estado para que luego te lo devuelva? Se podrían bajar directamente los impuestos…

-Ahí hay que considerar el dato europeo, la presencia del Estado. Lo posible en Europa es una reforma que cree mejores Estados del bienestar. No puedo traspasar EE UU a Europa, ni Europa a Estados Unidos, ni Chile a Europa… Así no funciona la política, que, como los individuos, parte de uno mismo. Uno no puede transformarse totalmente en otra persona, debe cambiar poco a poco, y ése es el cambio posible y necesario para Europa.

-¿Cómo funciona y responde la gente al ‘cheque escolar’ en Suecia?

-Es que el vale es para todo y depende de las municipalidades, todo se encuentra muy descentralizado. En algunas se dan vales a los ancianos hasta para las terapias familiares. La municipalidad te da un vale, y uno elige quién le proporciona el servicio entre una serie de productores autorizados (sin límite de productores). Funciona muy bien. El tema de las escuelas fue el gran paso, ya que era el monopolio ideológico de la socialdemocracia. Más del 99% de los niños iban a escuelas públicas, casi no había privadas, y ese movimiento prendió muy rápidamente porque había un sector que siempre demandaba más libertad; minoritario, pero existía, y en cuanto se dio la posibilidad comenzaron a crecer las denominadas escuelas libres.

-¿Cómo se explica que se haya gastado tanta tinta en los periódicos europeos hablando del modelo sueco y ahora, cuando se hacen reformas de otro tipo, no se hable prácticamente nada?

-Nada, la izquierda sigue usándolo como antes. Tenemos una izquierda mitológica a la que se le han ido cayendo, uno a uno, todos sus mitos: Rusia, la URSS, Mao, Che Guevara y Fidel Castro… Se fue quedando huérfana de utopías y le quedó Suecia… Un país lejano, bastante desconocido, con un idioma extraño y donde todo lo bueno sucede y ha sucedido. Y a esta izquierda le importa un comino la realidad, le importa el mito y vendértelo. No te hablan ni de la crisis, ni del hundimiento del modelo, ni de lo que nos costó, ni, por supuesto, de los cambios. Reinventar el Estado del bienestar es producto de mi sorpresa sobre la ignorancia de la Suecia real. Me ocurrió por primera vez en Uruguay. La izquierda me hablaba del modelo sueco, y yo les decía “¿pero ustedes saben que el correo, por ejemplo, está sometido a la competencia como los ferrocarriles? Que se ha privatizado más que en ningún país de Europa: las telecomunicaciones, la infraestructura… lo que ustedes quieran. Donde hay un vale escolar como el que planteó Milton Friedman… ¿Saben todo eso?”. Y me miraban como si viniera de Marte. La izquierda tiene una fantástica capacidad para no ver lo que no quiere ver.


¿Quién tiene más islamistas Europa o América?

por Daniel Pipes

“Desde el 11 de Septiembre, ha habido más de 2.300 detenciones relacionadas con el terrorismo islamista en Europa en contraste con alrededor de 60 en Estados Unidos.” Eso escribe Marc Sageman en su influyente nuevo libro Jihad sin líder: redes terroristas en el siglo XXI (University of Pennsylvania Press).

Esta comparación estadística invita a Sageman, en un capítulo que titula “La división atlántica,” a sacar conclusiones precipitadas acerca de las circunstancias superiores de los musulmanes norteamericanos. “El ritmo de detenciones bajo cargos de terrorismo per cápita entre los musulmanes es seis veces más elevado en Europa que en Estados Unidos.” El motivo de esta discrepancia, argumenta, “se encuentra en las diferencias entre los grados en que estas comunidades musulmanas respectivas están radicalizadas.” Elogia “el excepcionalismo cultural americano,” recomienda a los gobiernos europeos “dejar de cometer errores que ponen en peligro la pérdida de disposición en la comunidad musulmana,” e insta a los europeos a aprender de los americanos.

El argumento de Sageman trae de nuevo a colación lo que escribía Spencer Ackerman en un artículo de portada en un número del New Republic de finales del 2005, cuando concluía que “la creciente cultura de alienación, marginalización y jihad musulmanas de Europa no está arraigando” en Estados Unidos.

Pero todo el argumento de Sageman se sustenta sobre las cifras de 2.300 y 60 arrestos. Al margen de explicaciones causales probables distintas para estas diferencias, como que el sistema legal europeo concede más espacio para hacer detenciones relacionadas con terrorismo, ¿son correctas estas cifras siquiera? Él las sustenta únicamente con una vaga y breve nota al pie: “Citado de Eggen y Tate, 2005; Lustick 2006: 151-52 conviene con esta estimación.” Aquí, “Eggen y Tate, 2005” se refiere a un artículo de prensa de dos partes y la fuente “Lustick 2006” alude a un desacreditado discurso extremista y monótono.

En realidad, las cifras de Sageman son escandalosamente incorrectas.

Detenciones europeas: su cantidad europea está exagerada. La European Police Office (Europol) difundía estadísticas que demuestran que en 2007 fueron detenidos 201 islamistas en el territorio de la Unión Europea (excluyendo al Reino Unido) bajo cargos relacionados con terrorismo, comparados con 257 en 2006. Las estadísticas anteriores de Europol no son tan claras, pero un examen de cerca de las pruebas llevado a cabo a instancias mías por Jonathan Gelbart, de la Universidad de Stanford, demuestra que en 2005 se hicieron 234 detenciones, 124 en 2004 y 137 en 2003. En total, la cifra de detenciones por cargos relacionados con terrorismo en Europa Occidental parece rondar las 1.400.

Detenciones norteamericanas: según el Ministerio de Justicia de los Estados Unidos, la cifra norteamericana de Sageman es demasiado baja en un orden casi de 10. El portavoz del Departamento Sean Boyd indicaba, según una información de Fox News, que “527 acusados han sido procesados en casos relacionados con terrorismo o por terrorismo derivados de investigaciones llevadas a cabo principalmente tras el 11 de Septiembre. Esos casos han dado lugar a 319 condenas, con 176 casos adicionales pendientes de juicio.” Además, (como documenté en “Negar el terrorismo [islamista]” y su blog de seguimiento), los políticos, las fuerzas del orden y los medios son reticentes a reconocer los incidentes terroristas, de manera que la cifra real de detenciones relacionadas con terrorismo será sustancialmente más elevada.

Teniendo en cuenta que la población musulmana en Estados Unidos ronda la séptima parte de su homóloga de Europa Occidental (3 millones vs. 21 millones), utilizar las cifras de 527 detenciones para Estados Unidos y 1.400 para Europa sugiere que el ritmo de detenciones musulmanas per cápita bajo cargos relacionados con terrorismo en Estados Unidos es 2,5 veces superior al de Europa, y no seis veces inferior, como afirma Sageman. En la práctica, Sageman (a quien se dio la oportunidad de responder al presente artículo pero rehusó hacerlo) se equivoca en un factor 15 más o menos.

Su error tiene implicaciones importantes. Si a pesar de la situación socioeconómica mucho mejor de sus musulmanes, Estados Unidos sufre 2,5 veces más terrorismo per cápita que Europa, es improbable que las mejoras socioeconómicas vayan a solucionar los problemas de Europa.

Esta conclusión encaja en un argumento más general en torno a que el islamismo tiene poco que ver con las tensiones económicas u otras presiones. Dicho de otra manera, las ideas importan más que las circunstancias personales. Como decía en 2002, “Los factores que dan lugar a que el islam militante desaparezca o florezca parecen tener más que ver con asuntos de identidad que de economía.” Quien quiera que acepte la visión del mundo islamista (o la comunista o la fascista), ya sea rico o pobre, joven o anciano, masculino o femenino, también acepta la infraestructura ideológica que conduce potencialmente a la violencia, incluyendo el terrorismo.

En términos políticos, los americanos no tienen ningún motivo de satisfacción. Sí, los europeos deben aprender realmente de Estados Unidos cómo integrar mejor a su población musulmana, pero no deben esperar que hacerlo vaya a reducir también su problema con el terrorismo. En la práctica, podría hasta empeorar.

Carrera a la Casa Blanca

Cuando ya hemos pasado el Cuatro de Julio, la campaña electoral presidencial sigue en pleno auge. John McCain está decidido a luchar por los Estados más competitivos en noviembre.

Cuando ya hemos pasado el Cuatro de Julio, la campaña electoral presidencial sigue en pleno auge. John McCain está decidido a luchar por los Estados más competitivos en noviembre. Para ello lanzó una campaña con un nuevo spot de 30 segundos en el que el candidato Republicano intenta mostrar su cara más medioambiental, proponiendo un plan para recortar los gases de efecto invernadero. Estas posturas ecológicas deberían serle útiles para competir por Estados como Nevada y Colorado, entre otros. Por otro lado, continúa con sus town hall meetings. En la Universidad de Missouri celebró un debate sobre política energética, en el que puso sobre la mesa su iniciativa para impulsar la creación de 45 centrales nucleares en las próximas dos décadas como parte de su plan para hacer frente a la crisis energética. Sus palabras fueron:

“Yo pondría al país en vías de construir 45 nuevos reactores de aquí a 2030, con el objetivo final de tener 100 nuevas centrales para suministrar electricidad a las casas, a las fábricas y a las ciudades de Estados Unidos. Soy partidario de esta fuente de energía propia, segura y eficaz.”

Precisamente de la política energética está haciendo uno de los temas recurrentes en esta etapa inicial de las elecciones. En Fresno, California, ha insistido en la necesidad de que el país reduzca su dependencia de los productores extranjeros de petróleo y de luchar contra el cambio climático. Para contribuir a ello McCain ha prometido incentivos y descuentos fiscales a aquellos ciudadanos que compren automóviles que emiten menos dióxido de carbono. También se ha comprometido a pagar 300 millones de dólares a quien consiga desarrollar un automóvil más ecológico.

En St. Paul, Minnesota, habló de inmigración, calentamiento global, educación, y de la decisión de Obama de no usar financiación pública en su campaña, entre otros temas.

Otra de las cuestiones que está usando McCain es el cambio de postura del Senador Obama sobre la financiación pública de su campaña, a la que ha renunciado, como prueba de su poca credibilidad. Asimismo, acusa al candidato Demócrata de no proponer soluciones y rechazar todas sus propuestas. La campaña Republicana ya lo denomina el Doctor NO de la Seguridad Energética. “NO a la suspensión del impuesto federal sobre la gasolina y el diesel; NO al alivio de la prohibición para la perforación petrolera de las costas; NO al premio de 300 millones de dólares por el desarrollo de un motor de automóvil más ecológico; y NO a la expansión del poder nuclear como fuente de energía propia”.

El Senador por Arizona tampoco olvida la importancia que va a tener en estas elecciones el electorado de Pennsylvania. De ahí que el candidato Republicano haya llevado su campaña hasta el condado de Bucks, con el fin de lograr los votos blancos de los trabajadores que apoyaron a Hillary Clinton. Es un condado vital para conseguir el triunfo en Pennsylvania y llevarse los 21 votos electorales. La visita de McCain no descuida uno de los Estados competitivos en noviembre.

Obama, por su parte, ya ha presentado a su equipo de trabajo para asuntos de Seguridad Nacional, que incluye nombres como Anthony Lake, Susan Rice, Richard Danzig, Warren Christopher, William Perry, Madeleine Albright, Sam Nunn, o Lee Hamilton. El mensaje que desea transmitir es que le acompañan personas de sobrada experiencia. También ha abierto fuego en esta elección presidencial con un primer spot acerca de los valores y su amor por la patria, en el que recuerda sus orígenes. Este spot se ha emitido en 18 Estados competitivos:

Alaska, Virginia, Colorado, Ohio, Carolina del Norte, Florida, Georgia, Iowa, Indiana, Michigan, Missouri, Montana, Nevada, New Hampshire, New Mexico, Dakota del Norte, Pennsylvania, y Wisconsin.

Las palabras de Obama han sonado así:

“Soy Barack Obama. América es un país de familias fuertes y valores fuertes. Mi vida ha estado bendecida por ambas cosas. Fui criado por una madre soltera y mis abuelos. No teníamos mucho dinero, pero ellos me enseñaron valores del centro de Kansas donde crecieron. Responsabilidad y auto-dependencia. Amor al país. Trabajar duro sin poner excusas. Tratar a tu vecino como a ti mismo te gustaría ser tratado.

Es lo que me guió a mí cuando me abrí camino aceptando empleos y préstamos para lograrlo durante la universidad. Es lo que me llevó a dejar escapar trabajos en Wall Street, y en lugar de eso ir a Chicago a ayudar a barrios devastados cuando las fábricas de acero cerraron. Es por eso que aprobé leyes llevando a la gente de la asistencia social al trabajo, recortar impuestos para familias trabajadoras y extender la asistencia sanitaria para las tropas heridas que habían sido descuidadas.

Apruebo este mensaje porque nunca olvidaré esos valores, y si tengo el honor de tomar juramento como Presidente, será con una profunda y permanente fe en el país que amo.” (…)

Obama tiene el Suroeste en su punto de mira, como lo demuestra una gira que dio comienzo en Albuquerque, New México, donde se reunió con mujeres trabajadoras y prometió apoyar la Ley de Ausencia Médica Familiar.

La campaña Demócrata también reunió a Obama y Hillary Clinton en un acto electoral en Unity, New Hampshire, a finales de junio, en el que ambos han unido fuerzas para reclamar la unidad del partido ante el peligro real de que muchos Demócratas, en torno a un 23% se calcula, prefieren a McCain sobre Obama. Exponentes de esta corriente son James McConaha y Valery Mitchel, ambos activistas vinculados al Partido Demócrata en New Hampshire, y que harán campaña por McCain.

Obama está centrando también su campaña en el tema del patriotismo, a sabiendas de lo que vende este tipo de cuestiones alrededor del 4 de Julio. Por eso lanzó un nuevo spot televisivo dirigido a las familias trabajadoras, en el que se realza su servicio comunitario en Chicago. Asimismo, un nuevo nombre se ha unido a los candidatos a Vicepresidente, la Gobernadora de Kansas Kathleen Sebelius.

Y el baile de personalidades también tiene su propia dinámica y se empiezan a definir lealtades. Por ejemplo, el general James Jones, ex Comandante Supremo de la OTAN, cuyo nombre había sido barajado para Vicepresidente de Obama, se ha decantado finalmente por McCain, a quien ya acompaña en algunos actos electorales. También James Woolsey, el que fue director de la CIA durante la presidencia de Bill Clinton, forma parte de los asesores del Senador por Arizona. La lista de Vicepresidenciables también se acorta. Se rumorea con insistencia en que Mitt Romney, el Senador por Dakota del Sur John Thune y el ex congresista Rob Portman, de Ohio, se encuentran entre los candidatos mejor colocados para running-mate de McCain.

Entretanto, se han conocido los datos de recaudación de los candidatos. Barack Obama recaudó 22 millones de dólares en mayo y John McCain 21 millones. La cantidad de Obama supone un descenso del 30% respecto a lo recaudado en el mes de abril. Con fecha finales de mayo, McCain dispone de 31 millones de dólares y Obama 43.

Nuevos factores entran en juego en esta campaña electoral. La reciente sentencia del Tribunal Supremo, que anula la prohibición de portar armas en el Distrito de Columbia y garantiza la Segunda Enmienda, ha dado paso a la entrada en escena de la Asociación Nacional de Rifle (NRA), que pretende invertir 15 millones de dólares para poner al descubierto el historial legislativo de Barack Obama en materia de armas. Además, lo va a hacer en los Estados de las Rocosas y del Medio Oeste, donde se jugarán votos electorales decisivos. La campaña tendrá como centro de atención Estados como Pennsylvania, con el mayor número de afiliados per cápita a la NRA de toda la Unión, en Ohio, o en Wisconsin, Missouri y Michigan, que se encuentran entre los 5 Estados que más armas y material de caza tienen, sólo por detrás de Texas y Pennsylvania. La época en la que las contradicciones de lo que dice ahora Obama y lo que ha hecho como Senador, llegará muy pronto y eso le pasará factura en forma de pérdida de votos.

Pero mientras llega ese momento, Barack Obama trata de hacer llegar su mensaje sobre el patriotismo, los valores y la fe en el territorio de la América profunda, en las Rocosas. Sus visitas a Colorado Springs, North Dakota y Montana, no son ninguna casualidad. Estas regiones, tradicionalmente Republicanas, son las adecuadas para amplificar esta clase de discurso; por eso declaró antes de llegar a Colorado Springs que ampliará la ayuda federal a los grupos religiosos que realizan servicios sociales.

De cara a afrontar lo que queda de campaña presidencial, John McCain ha optado por sustituir a su hasta ahora campaign manager, Rick Davis, que se centrará en la recaudación de fondos, la selección de Vicepresidente y los preparativos para la Convención Republicana, por Steve Schmidt, que venía actuando como senior adviser. De esta forma el que es uno de los discípulos de Karl Rove, un brillante estratega que siempre ha estado en círculos del Presidente Bush y que llevó la brillante campaña de reelección del Gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, pasa a ocuparse del control directo de la campaña de McCain.

Otras incorporaciones recientes e importantes son las de Nicolle Wallace, directora de comunicación del Presidente Bush durante las elecciones de 2004 y en la Casa Blanca, que llega al Team McCain como su asesora personal de imagen, así como Greg Jenkins, antiguo productor de televisión en la cadena Fox News y miembro del actual equipo del presidente Bush, que se encargará de mejorar la organización de las apariciones del Senador por Arizona.

Talento en estado puro que John McCain necesitará si quiere batir a Barack Obama y su espléndido equipo electoral. Como ayuda inestimable se presenta la prevista aparición estelar del presidente George W. Bush el primer día de la Convención Nacional Republicana, a principios de septiembre en St. Paul, Minnesota. Un relevo en la cumbre entre dos líderes fuertes para una nación en guerra y un mundo que precisa liderazgo americano.

Cartoon: el concurso de ideas de McCain

holb080627.jpg

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: