>
Hugo Chávez da marcha atrás

El presidente venezolano se modera ante el escándalo de los ordenadores de Reyes y la pérdida de popularidad

A estas alturas, está fuera de orden un movimiento guerrillero armado”. Lo dijo el domingo Hugo Chávez, mientras inauguraba una obra bautizada con el nombre del líder guerrillero venezolano José Chema Saher y mientras llamaba a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a liberar sin condiciones a sus rehenes. Hace sólo cinco meses, exigía “el estatus de beligerancia” para la guerrilla colombiana.

Es el tercer paso atrás que da el presidente venezolano en sus políticas durante el último mes. Horas antes había admitido que la Ley de Inteligencia y Contrainteligencia que él mismo aprobó por decreto era inconstitucional. También había echado atrás la rebaja del precio de los billetes de autobús, que generó protestas entre los transportistas públicos, y el cobro a las emisoras privadas por reproducir imágenes del canal del Estado. Estos giros ocurren en plena etapa preelectoral en Venezuela y en medio del escándalo generado por los ordenadores incautados a Raúl Reyes, jefe de las FARC muerto en un ataque colombiano en Ecuador, que vinculan a Chávez con la guerrilla.

Elecciones regionales

Luis Vicente León, director de la encuestadora Datanálisis, atribuye el golpe de timón a un cambio táctico ante las elecciones regionales de noviembre próximo. “El presidente aprendió que las decisiones impopulares son para él como la criptonita para Superman. Su capital político es hoy más débil y no quiere asumir riesgos. Perder las regionales, después de perder el referéndum constitucional, sería muy costoso para él”. Según Datanálisis, la popularidad de Chávez ha bajado del 75% al 55% en un año. A esto se suma que el 70% de los venezolanos rechaza a las FARC, y que la oposición tiene posibilidad de ganar al menos 10 de las 22 gobernaciones en manos del oficialismo.

Para Rocío San Miguel, directora de la ONG Control Ciudadano, Chávez “es el hombre del ‘por ahora’. El ‘por ahora’ le llegó a las FARC. La sociedad civil saluda el llamamiento a liberar a los rehenes, pero tiene que ser implacable al exigir explicaciones sobre este cambio de posición”.

Raúl Salazar, ex ministro de Defensa de Chávez, cree que las Fuerzas Armadas se llevan la peor parte. “Un día el presidente dice que no se debe atacar a la guerrilla y ahora dice que la guerrilla debe entregarse. En los cuarteles es bien sabido que orden y contraorden es igual a desorden”.

En Colombia, el súbito cambio de discurso de Chávez respecto a las FARC ha sido recibido con absoluto escepticismo. “Está aterrado con las consecuencias que puede tener el contenido de los ordenadores de Reyes”, dice un alto funcionario. Los documentos incautados abren la puerta a eventuales demandas o a la inclusión de Venezuela en la lista de países patrocinadores del terrorismo.

El hecho de que, dos días antes del pronunciamiento de Chávez, un miembro del Ejército venezolano fuera detenido con munición destinada a la guerrilla le resta credibilidad a su mensaje. “Los contactos con las FARC se mantienen, pero ahora con más cuidado”, dice el citado funcionario.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: