>

REFLEXIONES LIBERTARIAS
LA BURBUJA DE CLINTON II
Ricardo Valenzuela

Hace diez años publicamos un artículo titulado“La Burbuja de Clinton” y en él, hacíamos una serie de cuestionamientos a la política monetaria de los EU en lo referente a la gran cantidad de dólares sin respaldo emitidos por el FED, que se utilizaban para los rescates promovidos por el FMI en los países que misteriosamente caían en debacles financieras- económicas y de esa forma mantenían los procesos inflacionarios, que esa emisión exagerada provoca, lejos de sus costas. Señalábamos el peligro que ante una probable competencia al dólar de parte de otras monedas como el Euro, el Yen, o inclusive el ciberdinero privado provocaba esos dólares dejaran de ser demandados e iniciar su retorno a casa presionando un grave proceso inflacionario y su pérdida de valor.

Días después aparecía un artículo de Roberto Salinas León en el que, entre otras cosas, cita al economista chileno de UCLA Sebastián Edwards criticando cómo los países han ya caído en el vicio de utilizar la emisión de moneda para financiar su desarrollo, en lugar de la creación de capital. Tal vez ahora este sea un tema de actualidad. En los últimos meses el mercado de valores de los EU ha sufrido un verdadero derretimiento. El Dow Jones de haber llegado casi a la marca de 15,000, en las últimas semanas ha llegado a descender a menos de 12,000, lo que significa una pérdida de un 30% en unas cuantas semanas. En estos momentos de nuevo se escucha la voz disidente del famoso Dr. NO arremetiendo contra Bush, Clinton, y ahora de forma especial en contra de Super Alan Greenspan.

El Dr. NO es nada menos que el Dr. Ron Paul, congresista republicano por el estado de Texas, medico cirujano pero también experto en asuntos monetarios, y un gran apasionado del patrón oro. El Dr. NO ha escrito una serie de interesantes libros al respecto. Ron Paul adquirió su apodo de Dr. NO, por su conocido antagonismo a todas las legislaciones antimercados aprobadas por el congreso americano en el periodo en el que ha sido representante. El Dr. Paul es un muy admirado diputado federal y aunque se dice republicano, confiesa en el fondo ser libertario.

El Dr. Paul nunca ha entendido el aura de súper hombre que se le dedicaban al famoso Presidente del Fondo de la Reserva Federal, Alan Greenspan. Según él, nadie en Washington, en Wall Street, o en los medios de difusión, ha cuestionado de forma alguna las “políticas inflacionarias” del FED. Todos ellos parecen convencidos de que la prosperidad de la que el país ha gozado ya por años, y de la cual Clinton, aun en la banca, no cesa de presumir, continuará siempre y cuando el mago deje príncipe heredero para continuar su legado.

“Lo siento pero es demasiado tarde afirma el Dr. No.” En lugar de basar el desarrollo actual de los EU en la producción y ahorros para capital, la economía de hoy día se sostiene con el nuevo capital surgido de la maquinaria de crédito del FED. Cuando el crédito es creado sin bases con propósito de inversión, y los tipos de interés son artificialmente mantenidos, el resultado son inversiones mal estructuradas y serios problemas económicos y financieros. Esta inflación monetaria, afirma Paul, ha edificado el escenario para la ya próxima recesión.

Continua el Dr. NO afirmando; “el dinero sin respaldo es incompatible con los mercados libres. Las distorsiones de la economía están ya posicionadas y cómo el mas reciente ciclo de prosperidad ha sido especialmente largo, significa también que habrá mas creación de crédito sin respaldo y, por lo mismo, mas distorsión de lo normal.” Por otra parte, las debacles financieras de otros países-que son los principales consumidores de los dólares sobre producidos—parecen haber cesado debido a una recuperación mundial. Por todos esos motivos, el efecto negativo en la economía deberá ser más grande. La única alternativa para el FED en estos momentos, es seguir inflando la moneda para dilatar la dolorosa corrección, pero el mercado finalmente pasará la factura, no hay duda.” ¿Suena familiar Sres. políticos mexicanos?

Cada vez que el mercado amenaza con una corrección, de inmediato el FED sale al rescate con influjos masivos de dinero nuevo y bajas de los tipos de interés. En 1997 la excusa fue la crisis asiática; en 1998 fue la quiebra del fondo Long Term Capital Management; y en 1999 fue la crisis potencial del Y2K que desestablizaría el mundo. En los últimos años el crédito bancario se ha incrementado a un ritmo de 30% anual. Los tipos de interés se han incrementado, pero al mismo tiempo se ha inflado el dólar. El FED siempre tratará de evitar un colapso del mercado de valores, pero solo puede hacerlo por un periodo determinado de tiempo. Al final, los mercados pasarán la factura y deberán prevalecer, siempre lo hacen.

Igualmente, los bancos centrales del mundo por años han manipulado el precio del oro. Un aumento en el precio del oro, es un voto de no confianza al papel dinero sin respaldo que todos manejan. Eso nunca lo permitirían, pues está de por medio su credibilidad y la especulación mundial. Pero hay que recordar que durante los años 50s y 60s el precio del oro estaba fijo a $35 la onza, y en los 70s los mercados vencieron al poderoso FED y a la Tesorería de los EU vetando ese precio, entonces Nixon muy cómodamente destruyó Bretton Woods. En esos momentos se inició el casino mas grande del mundo; el sistema monetario internacional. Hoy día la compra venta de monedas a nivel mundial representa un negocio de 2 trillones de dólares diarios; 20% es comercio internacional, 80% es especulación.

Greenspan en una época fue el discípulo consentido de la famosa filósofa del capitalismo Ayn Rand, y gran promotor del patrón oro. Esto afirmó en una ocasión refiriéndose a las políticas del FED en los años 20s anteriores a la gran depresión:

“El exceso de crédito que el FED inyectó a la economía inundó el mercado de valores provocando un gran burbuja especulativa. Tardíamente los oficiales del FED intentaron controlar las reservas excesivas de dólares, y finalmente lograron romper el boom. Pero era demasiado tarde. Para 1929 los desbalances estaban incontrolables y en el intento de lograr lo contrario, el controlarlos, se provocó la gran depresión.”

El debate hoy día debería ser, no quien es el mejor “manejando” la economía determinando la oferta de dinero y los tipos de interés apropiados. Debería ser sobre si debemos o no tener un sistema monetario manipulado, “manoseado,” y controlado. En lugar de argumentar sobre si deberíamos y cuando deberíamos provocar alzas y bajas en los tipos de interés, deberíamos debatir si los intereses y precios que fija el mercado son superiores al confeti que usamos como dinero para prevenir inflación, recesiones, y dolorosos periodos de masivo desempleo.

El FED es sin duda el organismo más poderoso del mundo, pero en estos momentos, aun ante todo su poder, los mercados lo sientan en el banquillo de los acusados en un juicio final y la sentencia puede ser muy, pero muy grave.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: