>

REFLEXIONES LIBERTARIAS
AROMA DE AUTONOMIA

Ricardo Valenzuela

Poco antes de la caída del muro de Berlín y la desintegración de la Unión Soviética, dos muy respetados historiadores predijeron tales desenlaces serían modelo para infinidad de países en sus procesos autonómicos en contra del centralismo durante el siglo XXI. Se ha cumplido la profecía en lo otrora Checoeslovaquia, los mismos países satélites de la Unión Soviética, África, y el grito de autonomía regional se escucha en lugares como Bolivia, Venezuela, Canadá, España, e inclusive, en los EU.

Pero, ¿es posible pensar en un fenómeno tal en México? En mi búsqueda por una serie de respuestas que no encuentro en los libros de historia, hace unos días me topé con éste artículo publicado en la revista TIMES fechado 1929, y del cual trascribo lo que considero la parte medular. Es importante señalar que todos estos acontecimientos fueron corolario de una reunión entre Gilberto Valenzuela y Plutarco Elías Calles, cuando don Gilberto regresara de Londres en Enero de 1929 motivado por el asesinato del Gral. Obregón.

La reunión se llevo a cabo en Cuernavaca y transcribo. Calles: “Licenciado, es muy lamentable la muerte del Gral. Obregón pero el país debe seguir adelante. Es hora de lograr la paz y transferir el mando a los civiles. Estamos formando un partido político (PNR) para dar avenida a esa participación y ha surgido una gran corriente de simpatía para su posible candidatura a la presidencia de la república ¿Qué piensa?” Valenzuela: “No me gusta el plan Gral. pues que me parece que se forma otra dictadura. Acuérdese del Plan de Agua Prieta Gral.”

La discusión se tornó sumamente acalorada y al final don Gilberto cortante afirma: “General, agradezco mucho las muestras de simpatía que han surgido en el seno del nuevo partido hacia mi persona. Sin embargo, no las acepto como tampoco aceptaría la candidatura del mismo, es más, no acepto ser miembro de su partido.” Se despidieron con gran frialdad y al lanzar don Gilberto su candidatura independiente desde Hermosillo, se presentaba una situación similar a la que enfrentara a Obregón y Carranza en 1920 para darle vida al Plan de Agua Prieta cuando, al mando de Adolfo de la Huerta, los sonorenses marcharan al frente del Ejército Liberal del Noroeste en contra del presidente Carranza.

15 DIAS PARA VIVIR (Times 1929)

“Inglaterra es un lugar más agradable que México en multitud de sentidos. Es tan superior que la semana pasada el líder civil de su más reciente revolución, Gilberto Valenzuela, debe haber deseado encontrarse de nuevo en la Corte de Saint James portando un elegante frack y la banda cruzada sobre su pecho, identificándolo como Enviado Extraordinario & Ministro Plenipotenciario del gobierno mexicano ante Inglaterra. Sin embargo, desesperadamente batallaba en el estado de Sonora, primero para lograr apoyo civil para el ejército de su jefe militar, Gral. Gonzalo Escobar y, segundo, tratando de hacer llegar un despacho urgente al presidente Herbert Hoover, solicitando se reconociera la separación de los diez estados norteños del resto de México para formar la Nueva República Mexicana de Obregón.”

“Para efectos regionales, Valenzuela, el jefe rebelde y civil, busca identificarse con el mágico nombre de su heroico y viejo amigo, Gral. Álvaro Obregón, quien fuera asesinado días después de su reelección como presidente. La semana pasada, inclusive, la viuda del presidente asesinado, María Tapia, agregó una carta al paquete dirigido a Hoover suplicándole el apoyo para el movimiento separatista de Valenzuela.”

“Sin embargo, todo ha sido en vano. El presidente Hoover durante mucho tiempo ha expresado simpatías hacia el gobierno del presidente Emilio Portes Gil, en contra de los rebeldes emergentes del Plan Hermosillo opuestos a la formación del nuevo partido político, el PNR, la criatura de Calles. Asegurando tal posición el Secretario de Estado americano, F. Billings, afirmaba a corresponsales extranjeros el que, bajo ninguna circunstancia los EU reconocerían el no existente gobierno de Valenzuela.”

“Pero aun así los rebeldes han abierto una oficina en Manhattan a cargo de Alfredo Jiménez, que han bautizado como Consulado de la nueva República. El Cónsul Jiménez ha declarado que las mercancías exportadas por los EU hacia Sonora y el resto de los estados controlados por los rebeldes, deberán tramitarse a través de su oficina.”

“Todo esto debe ser muy desafortunado para Valenzuela quien fuera Ministro en Londres hasta el pasado mes de Diciembre. Valenzuela, un brillante abogado, astuto jugador de ajedrez, hombre de estatura impresionante, abstemio, no fumador, un civil en medio de un gobierno tradicionalmente conformado por militares sumamente corruptos, es realmente inconcebible. El sobrenombre que le han obsequiado sus enemigos, El Capitán de los Cristeros, devela sus simpatías por la iglesia católica pero es cruelmente injusto en su connotación literal, puesto que Valenzuela nunca ha sido parte del tal movimiento.”

“El presidente Portes Gil afirma casi gritando: Le doy a esta revolución 15 días más de vida. Nuestras tropas capturarán Torreón y después iniciaremos una feroz persecución por todos los rincones del país.”

“Pero la persecución se ha iniciado ya a cargo del jefe máximo, Plutarco Elías Calles. Vistiendo ahora los arreos de Ministro de Guerra, personalmente lidera unos 50,000 soldados avanzando hacia Torreón, plaza controlada por el Gral. Escobar. Había sido Elías Calles, como presidente (1924-1928), quien en 1925 enviara al líder rebelde a la Corte de Saint James después que Valenzuela ocupara la Secretaría de Gobernación en tres ocasiones, el liderazgo del congreso de su estado y fuera gobernador de Sonora.”

“A medida que la semana avanza, el Gral. Calles con sus 50,000 soldados ha tomado la plaza de Durango encontrando poca resistencia de un grupo rebelde minoritario y desorganizado. Calles ha fortalecido su posición tomando luego estación Canitas para ahora dirigirse a Torreón, base de los rebeldes. Noticias más recientes nos informan de la toma de Veracruz, en donde las tropas del Gral. Calles capturaron 5 Generales rebeldes los que fueron ejecutados de inmediato. Le quedan menos de los 15 días de vida a la revolución iniciada por un civil, Gilberto Valenzuela.” FIN TIMES

Días después, Gilberto Valenzuela, al igual que el Gral. Gonzalo Escobar y los hermanos Topete, partía al exilio dando fin a la hegemonía sonorense, al ideal de formar un país libre y republicano, y naciera el maximato de Calles adornado con la nueva criatura, el PRI. En Octubre de ese fatal año de 1929, al presidente Hoover le explotaba en las manos lo que se conocería como La Gran Depresión para desembocar en el New Deal, y la concentración del poder político en el oráculo de Washington. En México Calles lo consolidaba en el DF.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: