>

El FMI descarta que EEUU vaya a entrar en recesión

Las turbulencias financieras y los desplomes generalizados de las bolsas de todo el mundo no asustan al FMI. En su opinión, los buenos resultados de las empresas norteamericanas y las medidas de estímulo monetario y fiscal previstas evitarán que EEUU entre en recesión. Precisamente, este mismo jueves la Casa Blanca y el Congreso han acordado un paquete de medidas para estimular la economía entre las que destaca la devolución de impuestos de entre 300 y 1.200 euros por contribuyente.

El FMI predijo que Estados Unidos no caerá en recesión, pese a la reciente turbulencia en los mercados financieros, debido al alto nivel de beneficios de las empresas y las medidas de estímulo monetario y fiscal previstas.

“Nosotros aún prevemos un período de crecimiento por debajo del potencial como el escenario más probable” para Estados Unidos, dijo en una rueda de prensa el portavoz del Fondo Monetario Internacional (FMI), Masood Ahmed.

No obstante, el director de relaciones externas del Fondo señaló como “más probable” un periodo de crecimiento económico de EEUU “por debajo de su potencial”, tal y como predijo el Fondo en sus previsiones de octubre.
Por otro lado, y preguntado sobre las reformas fiscales anunciadas por el presidente estadounidense la pasada semana, el portavoz del FMI señaló que el organismo cree que este paquete fiscal debe ser “adecuado y específico”. La institución ha retrasado la actualización de sus previsiones económicas sobre el crecimiento global por la situación actual de los mercados financieros.
Devolución de impuestos en EEUU
La Casa Blanca y el Congreso de EEUU, controlado por los demócratas, han alcanzado un principio de acuerdo sobre un paquete de medidas para estimular la economía estadounidense, indicaron hoy fuentes de las negociaciones. Según la agencia Efe, El pacto incluiría devoluciones de impuestos de 300 dólares por contribuyente y 1.200 dólares para las familias, según las fuentes.
Bush propuso la semana pasada el plan, de un valor total de unos 150.000 millones de dólares, o un uno por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país, como una forma de evitar que la economía estadounidense entre en recesión. No obstante, su aprobación depende del Congreso, donde los líderes demócratas habían pedido modificar la propuesta original de la Casa Blanca para que parte del dinero llegara a personas con bajos ingresos.

Según el principio de acuerdo alcanzado este jueves entre los líderes demócratas y republicanos de la Legislatura y el Ejecutivo, todo estadounidense que haya ganado al menos 3.000 dólares en 2007 y como máximo 75.000 recibirá entre 300 y 600 dólares en concepto de rebajas de impuestos. Las familias con niños se embolsarán 300 dólares por hijo, hasta un máximo de 1.200 dólares.

Además, el plan también prevé rebajas de impuestos para las empresas.El acuerdo, cuyos detalles se divulgarán oficialmente hoy, llega después de que en una reunión el miércoles por la noche la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, accediera a abandonar su demanda de extender el seguro de desempleo y los subsidios a la alimentación para los pobres. A cambio, la líder demócrata obtuvo rebajas tributarias para personas con bajos ingresos.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: