>
Daniel Pipes
Era musulmán Barack Obama?

Las pruebas disponibles sugieren que Obama nació musulmán de padre musulmán no practicante y durante algunos años tuvo una educación razonablemente musulmana bajo los auspicios de su padrastro indonesio.

“Si fuera musulmán, no me importaría decirlo”, ha Barack Obama, y yo le creo. En la práctica, es cristiano practicante, miembro de la Iglesia de la Trinidad de Cristo. Hoy no es musulmán.

¿Pero fue musulmán alguna vez o percibido por los demás como musulmán? Más exactamente, ¿le considerarían los musulmanes un murtadd (apóstata), es decir, un musulmán que se convierte a otra religión y, por tanto, uno cuya sangre es lícito derramar?

El candidato a presidente de los Estados Unidos ha realizado dos declaraciones de importancia en respuesta. portal de campaña muestra una declaración fechada el 12 de noviembre con la cabecera “Barack Obama No es musulmán y Nunca ha sido musulmán”, acompañada de: ” Obama nunca ha rezado en una mezquita. Nunca ha sido musulmán, no fue educado musulmán, y es un cristiano devoto”. A continuación, el 22 de diciembre, en una inverosímil reproducción de la Smoky Row Coffee Shop en Oskaloosa, Iowa, mientras comía pastel de calabaza y bebía té con cuatro locales, Obama ofrecía un examen más detallado que nunca antes en esta materia. Cuando se le pidió explicar su herencia musulmana, respondía:

Mi padre era de Kenia, y un montón de gente de su aldea era musulmana. Él no practicaba el islam. La verdad es que no era muy religioso. Conoció a mi madre. Mi madre era una cristiana de Kansas, y se casaron y después se divorciaron. Fui educado por mi madre. Así que siempre he sido cristiano. La única relación que he tenido con el islam es que mi abuelo paterno procedía de ese país. Pero nunca he practicado el islam… Durante un tiempo viví en Indonesia porque mi madre estaba enseñando allí. Y ese es un país musulmán. Y yo iba al colegio. Pero no practicaba. Pero para lo que sí creo que me sirvió es para darme experiencia en cómo piensa esta gente, y parte de cómo creo que podemos crear una mejor relación con Oriente Medio y que nos ayudaría a estar más seguros si sabemos comprender cómo piensan en los distintos temas.

Estos comentarios plantean dos preguntas: ¿cuál es la verdadera conexión de Obama con el islam, y qué implicaciones podría tener esto para una presidencia Obama ?

¿Fue musulmán Obama alguna vez?

“Siempre he sido cristiano”, decía Obama centrándose en su propia ausencia personal de práctica del Islam cuando era niño con el fin de negar cualquier relación con el islam. Pero es que los musulmanes no perciben como clave la práctica religiosa. Para ellos, que naciera de una línea de varones musulmanes le convierte en musulmán de nacimiento. Además, todos los niños nacidos con nombre árabe basado en la raíz trilateral H-S-N (Hussein, Hassán, y otros) se puede presumir que son musulmanes, de modo que interpretarán el nombre completo de Obama, Barack Hussein Obama, para proclamarle en musulmán de nacimiento.

Además: familia y amigos le consideraban musulmán cuando era niño. En Obama refuta afirmaciones sobre escuela islámica”, Nedra Pickler, de Associated Press, escribía el 24 de enero de 2007 que La madre de Obama, divorciada del padre de Obama, se casó con un hombre natural de Indonesia llamado Lolo Soetoro, y la familia desplazó su residencia a ese país de 1967 a 1971. Al principio, Obama asistió a la escuela católica, Fransiskus Assisis, donde los registros muestran que se matriculó como musulmán, la religión de su padrastro. La matrícula exigía que cada estudiante eligiera una de las cinco religiones aprobadas por el estado al matricularse — musulmán, hindú, budista, católico o protestante.

Interrogado acerca de esto, Robert Gibbs, el director de comunicaciones de Obama respondía indicando a Pickler que no estaba seguro del motivo de que el documento describa a Obama como musulmán. “El Senador Obama nunca ha sido musulmán”.

Dos meses más tarde, Paul Watson, del Los Angeles informaba que la campaña de Obama se había retractado de esa declaración absolutista, y en su lugar difundía una llena de matices: “Obama nunca ha sido un musulmán practicante”. El Times examinaba la materia en mayor profundidad y sacaba más a la luz acerca de su interludio indonesio:

Sus antiguos profesores musulmanes y católico romanos, junto con dos personas que fueron identificadas por el profesor de educación intermedia de Obama como amigos de la infancia, afirman que Obama fue registrado por su familia como musulmán en los dos centros a los que asistió. Esa matrícula significa que durante el tercer y cuarto año, Obama aprendía acerca del islam durante dos horas a la semana en clase de religión.

Los amigos de la infancia afirman que en ocasiones Obama asistía a la oración del viernes en la mezquita local. “Rezábamos pero no de manera realmente seria, simplemente seguíamos las acciones de los mayores en la mezquita”, dice Zulfin Adi. “Pero como niños, nos encantaba reunirnos con nuestros amigos e ir a la mezquita juntos y jugábamos”. …La hermana menor de Obama, Maya Soetoro, decía en una declaración difundida por la campaña que la familia asistía a la mezquita solamente “en grandes fiestas comunitarias” no cada viernes.

Recordando el tiempo de Obama en Indonesia, el relato del Times contiene citas textuales de que Obama “asistía a la mezquita”, y de que “era musulmán”.

Resumiendo, las pruebas disponibles sugieren que Obama nació musulmán de padre musulmán no practicante y durante algunos años tuvo una educación razonablemente musulmana bajo los auspicios de su padrastro indonesio. En algún momento se convirtió al cristianismo. Parece falso afirmar, como hace Obama, que “Siempre he sido cristiano” y que “nunca he practicado Islam”. La campaña o bien ignora en apariencia o está inventando al afirmar que “Obama nunca rezó en una mezquita”.

Implicaciones de la conversion de Obama

La conversión de Obama a otra fe, en pocas palabras, le convierte en un murtadd.

Dicho eso, el castigo para la apostasía infantil es menos severo que en el caso de la versión adulta. Como señala Robert Spencer, “según la ley islámica, un apóstata varón no debe ser ejecutado si no ha alcanzado la pubertad (cf. ´Umdat al-Salik o8.2; Hidayah vol. II pág. 246). Algunos, no obstante, sostienen que debería ser encarcelado hasta alcanzar la edad y después ´invitado´ a aceptar el islam, pero oficialmente la pena capital para los menores apóstatas está descartada”.

En el lado positivo, si Obama fuera acusado de apostasía de manera prominente, eso plantearía de manera única el problema del derecho de un musulmán a cambiar de religión, cogiendo un tema que se evita sacar a colación a perpetuidad por cualquier medio y llevándolo a primera línea informativa, para gran beneficio futuro quizá de esos musulmanes que desearían declararse ateos o convertirse a otra religión.

¿Pero afectaría significativamente a una presidencia Obama que los musulmanes vean a Obama como un murtadd? El único precedente para juzgar es el de Carlos Saúl Menem, presidente de Argentina de 1989 a 1999. Hijo de dos inmigrantes musulmanes sirios y esposo de otra sirio-argentina, Zulema Fátima Yoma, Menem se convirtió al catolicismo romano. Su esposa declaró públicamente que Menem abandonaba el islam por motivos políticos — porque el código argentino hasta 1994 exigía que el presidente de ese país fuera miembro de la Iglesia. Desde un punto de vista musulmán, la conversión de Menem es peor que la de Obama, al haberse llevado a cabo siendo adulto. No obstante, Menem no fue amenazado ni por lo demás obligado a rendir cuentas por su cambio de religión, ni siquiera durante sus viajes a países de mayoría musulmana, Siria en particular.

No obstante, una cosa es ser presidente de Argentina en los años 90 y otra ser presidente de los Estados Unidos en el 2009. Uno tiene que asumir que algunos islamistas le repudiarán como murtadd e intentarán ejecutarle. Teniendo en cuenta la burbuja protectora que rodea a un presidente norteamericano, sin embargo, esta amenaza presumiblemente no supondrá gran diferencia a la hora de cumplir sus deberes.

Más significativamente, ¿cómo responderán a él los musulmanes más corrientes, se enfurecerán ante lo que considerarán apostasía por su parte? Esa reacción es una posibilidad real, que podría socavar sus iniciativas hacia el mundo musulmán..

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: