>Vivir del racismo

Walter Williams

Soy levemente optimista. Cada vez hay más negros que están comprendiendo la verdadera naturaleza de timadores como Al Sharpton, Jesse Jackson o Doc Cheatham.

El pasado mes de mayo, un parque de bomberos de Baltimore fue noticia por mostrar un ciervo con una peluca afro, diente de oro, cadena de oro y un cigarrillo colgando de su boca. Marvin Doc Cheatham, presidente de la delegación en Baltimore de la Asociación Americana para el Avance de la Gente de Color (NAACP), se puso guerrero, asegurando que “existe ahora y viene existiendo desde siempre una cultura de racismo y supremacía blanca dentro del Departamento de Bomberos de la ciudad de Baltimore”. Pero resultó que fue un bombero negro el que disfrazó al animal. Cheatham rehusó disculparse por sus acusaciones de racismo institucional en el departamento de bomberos, manteniéndolas en los mismos términos.

El 21 de noviembre se encontró una soga de verdugo en el parque de bomberos con una nota: “No podemos colgar a los que engañan, pero podemos dejar colgados a los fracasados. SIN EMT-1 [titulación en primeros auxilios], NO HAY PLAZA”. La soga y la nota tenían como causa una investigación sobre unas posibles trampas realizadas en los exámenes que los técnicos de urgencias médicas tienen que superar para obtener el certificado.

La alcaldesa de Baltimore Sheila Dixon, negra, dijo en una declaración escrita: “Me siento ultrajada por este deplorable acto de odio e intimidación. Las amenazas y los ataques raciales son inaceptables en cualquier parte, pero especialmente en un parque de bomberos.” Doc Cheatham dijo: “Vamos a exigir que esto sea tratado como un delito de odio. Es necesario que esto se acabe de una vez por todas en la ciudad de Baltimore”. El incidente suscitó una investigación federal.

Hace un par de semanas, Donald Maynard, un bombero y paramédico negro, confesó haber colocado la soga, la nota y haber hecho el dibujo de un linchamiento en una litera del parque de bomberos. Funcionarios de la ciudad dijeron que Maynard había sido suspendido de empleo recientemente, antes de su confesión, por no cumplir los requisitos de formación avanzada en primeros auxilios y reanimación. Un portavoz de la alcaldesa Dixon anunció que no se presentarían cargos criminales.

En respuesta a la confesión de Maynard, el presidente de la NAACP, Cheatham, siguió culpando al racismo blanco, diciendo: “Verdaderamente nos entristece escuchar que evidentemente las cosas han alcanzado una etapa en la que hasta los afroamericanos cometen injusticias contra sí mismos y su propio pueblo como resultado de una cultura negativa en ese departamento”.

Doc Cheatham es un símbolo de un problema mucho mayor, a saber, que la en tiempos útil y orgullosa NAACP ha sobrevivido a su propia utilidad, llegando en ocasiones a convertirse en un obstáculo para el progreso de los negros. El Joint Center for Political and Economic Studies, un think-tank de izquierda más o menos moderada radicado en Washington, informó que el 88% de los negros prefiere los planes educativos de libre elección. Una encuesta de Gallup concluye que el 72% de los negros apoya la libre elección de colegio. La NAACP, sirviendo de criada de los sindicatos de profesores, está sólidamente en contra de los cheques escolares. Una encuesta Gallup muestra que el 44% de los negros está a favor de la pena de muerte y el 49% en contra, pero la NAACP está sólidamente y sin fisuras en contra.

Los principales problemas que afronta un enorme segmento de la comunidad negra tienen poco o nada que ver con el racismo: tasas de hijos ilegítimos sin precedentes, ruptura familiar, educación fraudulenta, patologías sociales rampantes y delincuencia. Aunque los blancos se convirtieran en ángeles mañana, seguirían sin estar solucionados los problemas que sólo pueden ser resueltos por los propios negros.

Pero soy levemente optimista. Cada vez hay más negros que están comprendiendo la verdadera naturaleza de timadores como Al Sharpton, Jesse Jackson o Doc Cheatham. Otro dato que invita aún más al optimismo es el declive financiero de la NAACP. Que cada vez reciba menos apoyos de los negros es una buena prueba de que la lucha por los derechos civiles está zanjada y ganada. Eso no significa que no haya problemas importantes, pero no son problemas de derechos civiles.

La mayor parte de las organizaciones de derechos civiles hoy obtienen su apoyo financiero de empresas blancas y fundaciones que ceden ante la intimidación o que buscan aliviar sentimientos de culpa. Para ellos tengo una alternativa más barata, mi proclamación de amnistía y perdón concedido a todas las personas de ascendencia europea.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: