>Cumbres vergonzosas

Cuba y Venezuela han entrado en la Cumbre Iberoamericana y la democracia ha salido por la puerta de atrás. Pero no lo hizo sola: iba de la mano con la vergüenza que han perdido los participantes.

Chile sufrió una de las dictaduras más largas y crueles del continente. Durante 17 años, Augusto Pinochet gobernó a sangre y fuego. Uno de los miles de muertos por sus sicarios fue el general Alberto Bachelet, padre de la actual presidenta. Pocas veces la comunidad internacional fue tan solidaria con un pueblo oprimido como lo fue con Chile. Pinochet viajó a España para el sepelio de Francisco Franco y el protocolo le pidió que se fuera antes de la asunción del rey Juan Carlos. Invitado a Filipinas, la propuesta fue suspendida con el avión en el aire y debió retornar a Chile con la cola entre las piernas.

Cosas similares les sucedieron a los uniformados que asolaron Argentina, Brasil, Uruguay y Bolivia, entre otros países. En el caso argentino, la excepción a la solidaridad fueron Rusia, Cuba y los Estados Unidos cuando asumió Ronald Reagan.

Entre otros bofetones recibidos desde Cuba, está la negativa al pedido del presidente Kirchner para que la doctora Hilda Molina pueda viajar a Buenos Aires para conocer a sus nietos.

Brasil tuvo lo suyo cuando La Habana negó visas a los diplomáticos que querían ver en qué situación están los boxeadores que fueron regresados a la isla desde Sao Paulo. México recibió insultos al presidente Vicente Fox por parte de Fidel Castro.

La soberbia de La Habana sólo ve ante sí cabezas gachas o loros al servicio del imperio, modalidad a la que se ha sumado Hugo Chávez.

España ha legislado sobre lo criminal del franquismo del pasado, pero mira hacia otro lado cuando tiene que enfrentar a los criminales de nuestros días.

Pese a todo, el canciller chileno Alejandro Foxley ha dicho que los temas de Cuba y Venezuela no estarán en la Cumbre y que la delegación encabezada por Carlos Lage es bienvenida en Chile.

Entre los temas importantes está el inconducente apoyo a la Argentina por las islas Malvinas, tan sólido como lo sería el apoyo a España por Gibraltar. El hecho de que todos estos participantes sean tan adictos a los discursos sobre democracia y derechos humanos solo es indicio de su hipocresía. Si les importara de verdad se ocuparían de los presos que se pudren en las mazmorras cubanas y los desesperados que se lanzan al estrecho de la Florida en una balsa.

Todos ellos saben lo que es sufrir dictaduras, policías políticas –se llamen DINA o Seguridad del Estado– émulos de Trujillo como Pinochet y Fidel Castro. Si insisten en creer que hay dictaduras buenas y dictaduras malas, es porque son oportunistas del poder. La defensa de Castro y Chávez no puede estar basada en cuestión de principios, simplemente porque son repugnantes a cualquiera de ellos.

Un documento elaborado por los cancilleres habla del irrestricto respeto a los derechos humanos. En su intervención, Carlos Lage dijo que Cuba avanzo y mucho en materia de democracia y libertad de expresión. Se refería tal vez a la libertad de expresión del Gurú, queal no poder hablar se ha dedicado a escribir interminables e incoherentes reflexiones en la prensa escrita.

En un orden lógico, a estas afirmaciones deberieron sucederles Gaby, Fofó y Miliki o Los Tres Chiflados.

El hijo de la doctora Molina, las Damas de Blanco y los estudiantes venezolanos seguirán golpeando puertas y experimentando lo que ya dijo el tango: “Cuando estén secas las pilas de todos los timbres que vos apretás/buscando un pecho fraterno, para morir abrazado´´.

Y hablando de música y democracia, ¿no hubiera sido honorable que, habiéndosele prohibido el Poliedro de Caracas a Alejandro Sanz por sus opiniones sobre Chávez, Serrat y Sabina, dos antifranquistas de siempre, se negaran a actuar allí en solidaridad con él?

Cuba y Venezuela han entrado en la Cumbre Iberoamericana y la democracia ha salido por la puerta de atrás. Pero no lo hizo sola: iba de la mano con la vergüenza que han perdido los participantes.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: