>El BCE anuncia más liquidez para evitar un colapso al cierre del año

Las navidades están muy lejos de ser una época entrañable y tranquila para los tesoreros de las entidades financieras. El cierre del ejercicio siempre genera tensiones, pero la Nochevieja de 2007 prometía convertirse en una jornada negra para la banca. La pelea por conseguir liquidez en el mercado interbancario para que figure en el balance de 2007 provocó que, hace unos días, algunas entidades pagaran hasta el 10% de tipo de interés en operaciones a un mes, que vencen cerca del 28 de diciembre. Se encendieron las luces rojas de alarma y, ayer, el Banco Central Europeo, tomó unas medidas que nunca antes se habían visto los mercados.

El BCE reconoció en su comunicado oficial que el contexto actual es de “algunas tensiones en el mercado monetario de la zona euro al aproximarse el final del año”. Esta situación podría provocar que siguieran subiendo los tipos de interés por lo que “reforzará su política de realizar adjudicaciones superiores al importe de referencia”. Es decir, que casi habrá barra libre para las peticiones de dinero de los bancos y cajas de ahorros en las próximas subastas. La coyuntura es tan preocupante que el BCE dijo que esta situación durará “el tiempo que sea necesario y, al menos, hasta después del final del año”. La prueba del nerviosismo es que el tipo al que se prestan los bancos comerciales entre sí es muy superior al oficial del Banco Central.

Hasta ahora, el récord en colocación de dinero desde Bruselas está en 90.000 millones inyectados el 8 de agosto al 4,50% de tipo de interés, cuando comenzó el pánico por la liquidez. Algunos expertos auguran que la inyección de diciembre podría superar esta cifra.

El BCE intenta que no haya problemas en el momento más crítico: la última semana de diciembre y la primera de enero. Por eso, los banqueros de Bruselas se han puesto de acuerdo con la Reserva Federal (Fed) de Washington y el Banco de Inglaterra, para cambiar las reglas de juego. Estaba previsto que la subasta del 19 de diciembre prestara dinero para una semana. Pero, con este sistema, las entidades deberían devolverlo alrededor del 28 de diciembre. De esta forma, podría haber bancos y cajas que tuvieran necesidades de liquidez entre los últimos días del año y los primeros de 2008 “y alguna entidad podría atravesar situaciones muy graves y poco deseables”, apunta el tesorero de un gran banco. La solución ha sido retrasar el pago hasta el 4 de enero.

Las entidades que tienen excedentes de dinero han preferido no prestarlo, aunque eso suponga tener menos beneficios, porque quieren cerrar sus ejercicios (la foto del 31 de diciembre), rebosantes de liquidez. Así, cuando lleguen los auditores, la imagen que reflejarán será la de la abundancia. En 2008, según los expertos, éste será un factor clave para la cotización de las entidades y, por lo tanto, para poder financiar compras si llegaba la ocasión.

Para apaciguar los ánimos y que no haya tensiones en los mercados, el comunicado del BCE dice que habrá otras subastas el propio 28 de diciembre “que permitirá satisfacer posibles demandas adicionales de liquidez”.

¿A quién puede afectar esta situación? Según José Carlos Díez, analista jefe de Intermoney, “a entidades que repentinamente tengan necesidades de dinero no previstas o los que sufran pánico momentáneo y decidan cubrirse esos días. En este mercado, el factor psicológico es muy importante”.

Alargar el plazo

Roberto Higuera, director general financiero del Banco Popular, considera que la clave es que el BCE preste dinero “a plazo más largo que una semana, que es la única manera de que circule el dinero por el circuito y llegue a las entidades”.

Para tranquilizar a los más nerviosos, el comunicado del Banco Central acababa diciendo que esta institución “realiza un seguimiento de la situación de liquidez” para que los tipos no se disparen. La última frase también intenta ser tranquilizadora: “En caso de que resulte necesario, el BCE está también preparado para reconducir la liquidez hacia una situación más equilibrada antes de final del período de mantenimiento”.

Los tipos de interés en el mercado interbancario han subido significativamente en las últimas semanas por la crisis financiera. El Euribor a un mes subió ayer hasta el 4,82%, y a tres meses hasta el 4,81%, muy lejos del tipo de interés rector del BCE, que se sitúan actualmente en la zona del euro en el 4%.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: