>La Constituyente ordena la virtual disolución del Congreso de Ecuador


En la primera sesión de la Asamblea Constituyente ecuatoriana, el organismo ordenó un “receso indefinido” del Parlamento y ratificó al presidente Rafael Correa en su cargo.


Con 110 votos a favor, la Asamblea Constituyente de Ecuador integrada por 130 miembros declaró en “receso” a los 100 diputados del Parlamento unicameral hasta que sea sometida a referéndum en 2008 la nueva Constitución, que redactará durante los siguientes seis meses.

Fue la primera sesión de la Constituyente y se extendió hasta bien entrada la madrugada ecuatoriana. Después de un arduo debate, el organismo utilizó plenos poderes para disolver al Congreso, ordenando un “receso” por tiempo indefinido.

Como era de esperar, la Constituyente ratificó al presidente Rafael Correa en su cargo y al vicepresidente, Lenin Moreno, quienes horas antes habían puesto a disposición de los asambleístas su renuncia.

Al estar disuelto el Congreso “la Asamblea asume las atribuciones y deberes de la función legislativa”, según reza el mandato número uno aprobado por el organismo en la localidad costera de Montecristi, sede de las deliberaciones.

Amparada en su condición de contar con “plenos poderes”, el órgano, eje del plan político del presidente Correa para instrumentar el socialismo del siglo XXI en Ecuador, además, removió a los titulares de los organismos de control y los encargó a funcionarios cercanos al mandatario ecuatoriano.

La oposición apenas pudo expresar su malestar y sus advertencias de que los cambios apuntan a instaurar una dictadura, pero fue incapaz de desafiar políticamente el poder de Correa.

Anteayer, y anticipándose a la resolución, el Congreso adelantó sus vacaciones a un mes de fin de año, no sin antes advertir sobre las sanciones internacionales que vendrían tras su disolución y acusar al gobierno de iniciar una dictadura.

“¡Ha empezado la dictadura!”, dijeron varios asambleístas opositores al unísono mientras avanzaba la votación en la Constituyente. “Esta es la sepultura del sistema democrático y constitucional de Ecuador. Hay que tocarle la marcha de muerte a Ecuador”, dijo Vicente Taiano, dirigente del Partido Renovador Institucional Acción Nacional.


La nueva Constitución Ecuatoriana –la vigésima desde la creación del país en 1830– deberá ser aprobada en un referendo en el 2008, en lo que podría ser una prueba de fuego para el presidente Correa, un otrora desconocido profesor universitario que asumió la presidencia en enero pasado.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: