>Golpe de Estado en Bolivia

La hoja de ruta seguida por Morales en Bolivia es idéntica a la ya empleada por Chávez en Venezuela, en Ecuador, en Nicaragua. Alcanzar el poder, promover una asamblea constituyente, disolver el Congreso, aprobar una nueva constitución que de carta de naturaleza a un proyecto descaradamente totalitario.

El proyecto totalitario de Evo Morales y Chavez en Bolivia ya tiene un muerto. El joven abogado Gonzalo Durán ha perdido la vida tiroteado en el pecho por oponerse a la pretensión ilegal de Morales de aprobar un texto constitucional con sus únicos partidarios y habiendo “de facto” disuelto una asamblea constituyente que el mismo promovió.

La hoja de ruta seguida por Morales en Bolivia es idéntica a la ya empleada por Chávez en Venezuela, en Ecuador, en Nicaragua. Alcanzar el poder, promover una asamblea constituyente, disolver el Congreso, aprobar una nueva constitución que de carta de naturaleza a un proyecto descaradamente totalitario.

Lo que no se sabe en Europa y en buena parte de América es que en Bolivia existe una sociedad civil organizada con una profunda tradición democrática y de respeto a la instituciones. Todo ello a pesar de su pobreza. Florecen por toda Bolivia los Comités Cívicos ciudadanos y sus asambleas y los bolivianos quisieron no hace mucho que sus prefectos (gobernadores) fueran electos y no designados.

En el último año las torpezas de Morales y a pesar de que Chávez desparrama por toda Bolivia, a manos llenas, el dinero de los venezolanos, han conseguido como resultado una oposición ciudadana creciente.

La sociedad boliviana aceptó el reto de una nueva constitución sobre la base de un gran acuerdo de país y se promovió la norma legal del acuerdo de los dos tercios. Incluso Morales aceptó eso. Ahora ha dado un golpe de mano aconsejado por Chávez y se dispone a la resistencia apoyado por una FF.AA y policía tuteladas en buena parte por Chávez que paga sus nóminas astronómicas en un país tan pobre.

Parece igualmente que la sociedad civil boliviana se dispone a la desobediencia civil.

Bolivia no es un paso más en el proyecto totalitario del nuevo socialismo para América Latina. Chávez y Morales saben que en Bolivia feneció la locura castrista cuando murió el sanguinario guerrillero Ernesto Guevara. Para Chávez y los ideólogos del nuevo socialismo totalitario, Bolivia es emblemática.

¡Qué ironía! Chávez, Morales, Ortega y Correa… hacen responsable a la democracia de la pobreza y la injusticia. Lo mismo hizo el nacional socialismo de Hitler en Europa. ¿Cuanto sufrimiento y muerte causará esta nueva locura, esta locura chavista?.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: