>Carter, padrino del fraude en Venezuela

En mayo de 2002 el ex-presidente Carter realizó su histórica visita de 6 días a Cuba. Aunque es lógico pensar que la situación política de Venezuela fuese tema de primer orden en la agenda, el corresponsal de la BBC reportó que “El ex presidente no quiso dar información sobre las conversaciones que sostuvo con Castro”.

Las actividades del Centro Carter en nuestro país recogidas en el documento EL CENTRO CARTER Y EL PROCESO DE CONSTRUCCIÓN DE PAZ EN VENEZUELA JUNIO 2002-FEBRERO 2005 nos revelan que “El Centro Carter fue, en primera instancia, invitado en Junio de 2002 por el Gobierno para prestar su asistencia en el Diálogo con la oposición”. El ex-presidente Carter hizo su primera visita a Venezuela en julio de 2002.

El Centro Carter no se ocupó del sistema electrónico de votación

El documento CONSTRUCCION DE PAZ describe la labor de “mediación” adelantada por el Centro Carter en la polarizada sociedad venezolana: cursos, talleres, visita de expertos en resolución de conflictos, etc. El Centro promovió la realización del Referéndum Revocatorio. Sus resultados decidirían si el Presidente Chávez salía o se quedaba en la presidencia.

El nuevo sistema electrónico de votación no fue objeto de ningún tipo de consideración por parte del Centro Carter. Llama la atención que pese a los problemas experimentados en su propio país con el voto electrónico, no advirtieran sobre faltas graves con relación a las prácticas generalmente seguidas por los países para la implantación de sistemas electrónicos de votación.

Nos referimos, en primer término, a la realización de pruebas pilotos que precedan su implantación definitiva. Venezuela es el único país del mundo que adoptó el sistema electrónico de votación sin hacer pruebas pilotos.

En segundo término, no se hizo ningún señalamiento sobre la gradualidad que debe observarse en los procesos de automatización. No ameritó una nota de advertencia por parte del Centro Carter la desproporción que significa la automatización del voto en un 88,2%. Venezuela es el único país que haya automatizado abruptamente desde el inicio el proceso de votación. En contraste, en julio de 2003, Japón llevó a cabo en la localidad de Kani la tercera prueba piloto para continuar evaluando si adoptaba el sistema de votación electrónico.

La prueba fue un descomunal fracaso: “las 29 máquinas electrónicas de votación sufrieron averías técnicas que provocaron que la Corte Suprema anulara la elección, realizándose de nuevo en agosto pero sin voto electrónico”. Por eso 100 millones de japoneses votaron de forma totalmente manual el 29 de julio de este año. Y esto sucede en un país con un índice de computadores personales por cada 100 habitantes de 54,2.

El Centro Carter avala a SMARTMATIC

En la comunicación del Centro Carter del 10 de agosto de 2004, donde anuncia el arribo a Venezuela de sus observadores nos encontramos con esta sorprendente afirmación, “Luego de haber observado los simulacros de las nuevas máquinas de votación de Smartmatic, la misión tiene confianza en que funcionarán proveyendo seguridad y protegiendo la privacidad del voto”. El Centro, basado sólo en dos simulacros, avaló irresponsablemente el sistema de votación electrónico de SMARTMATIC.

El fraude electrónico: única forma de ganar el referéndum

La encuestadora GREENBERG QUINLAN & ROSNER, ligada al señor Carter, había recogido, en 3 sondeos de 2003 y otro de abril de 2004, la inalterable tendencia de la mayoría de los venezolanos a favor de revocar el mandato a Chávez (alrededor de 60%).

Debido al minoritario respaldo, el gobierno desarrolló una feroz e inmoral campaña de manipulación de la opinión pública a fin de crear la matriz de que el NO era mayoría. La encuestadora fantasma NORTH AMERICAN OPINION RESEARCH (NAOR) fue el instrumento de esa manipulación. Se requería de este paso previo para que SMARTAMTIC pudiese perpetrar el fraude electrónico en el RR, así se podía decir que los resultados del RR coincidían con las predicciones de NAOR.

El Centro Carter, sin nombrar a NAOR, estuvo en clara sintonía con la escalada manipuladora, “Las encuestas de opinión mostraron un repunte de Chávez y parecían sugerir que una afluencia masiva de votantes podría favorecerle” (Informe Observación del Referendo Revocatorio Presidencial en Venezuela. p, 58).

Mark Weisbrot y la Evans McDonough solidarios con la revolución bolivariana

El fraude electrónico se consumó, al “NO” se le asignó 59% y al “SI” 41%. El Centro Carter seleccionó a un “imparcial” grupo de expertos norteamericanos en informática y estadística que procesaron y desecharon los planteamientos de fraude con soporte estadístico. Nuestras investigaciones nos permiten rechazar la base de sustentación del Informe.

En las Conclusiones (página 144 del Informe) leemos “el Panel concluyó que no hay evidencia estadística de fraude con base en los informes examinados. El Panel no puede explicar por qué las encuestas en boca de urna mostraron ser tan erróneas – aunque siguiendo a Weisbrot, el Panel tomó nota de que una encuesta en boca de urna realizada sin ayuda de la oposición por la empresa estadounidense Evans/McDonough encontró resultados de 55% No contra 45% Si”.

El Panel arribó a esa conclusión apoyándose en los testimonios parcializados de dos militantes de la causa chavista, Mark Weisbrot y la encuestadora EVANS McDONOUGH, tal y como se puede comprobar con la participación de Weisbrot y Timi Gerson, representante de la EVANS McDONOUGH en Caracas, en el evento propagandístico que organizó la embajada de Venezuela en USA en marzo de 2006: Evento de Solidaridad con la revolución bolivariana. Acto de promoción del gobierno de Chávez en el que Weisbrot y Gerson actuaron como activistas al lado del embajador Bernardo Álvarez, el presidente de TELESUR Andrés Izarra y la señora Eva Golinger.

Carter, padrino de los 4 millones de votos virtuales de SMARTMATIC

En resumen, el ex-presidente Carter cumplió a cabalidad con el trabajo que vino a hacer en Venezuela: mantener en el poder en manos del presidente Hugo Chávez. Esta meta se logró otorgándole a Chávez una mayoría fraudulenta que incluye unos 4 millones de votos virtuales fabricados por SMARTMATIC, por lo que podemos concluir diciendo que Carter es el padrino del fraude en Venezuela.
(Trabajo realizado conjuntamente con la Dra. Celina Añez)

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: