>La filial de PDVSA en EE.UU. es una pieza clave de la revolución socialista de Chávez

En 1997, uno de cada 10 litros de gasolina que compraron los conductores estadounidenses provenía de la refinería estatal venezolana Citgo Petroleum Corp. Ese año, un estudiante en la Universidad de Oxford aseguró en su tesis que Citgo le estaba fallando a la gente de Venezuela por invertir demasiado en Estados Unidos y que, en su lugar, debería enviar más efectivo a casa.

El estudiante, Juan Carlos Boué, llamó escasamente la atención hasta hace cuatro años, cuando el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, tomó el control del sector petrolero del país. Hoy, Boué es un influyente miembro de la junta de Citgo. Y la empresa, que fue comprada por el gobierno venezolano hace dos décadas para comercializar su petróleo pesado difícil de refinar, ahora tiene otro enfoque: inyectar dinero al programa de Chávez para construir un sistema socialista en Venezuela.

Mientras que en los últimos años otras refinerías de EE.UU. han invertido grandes sumas para aprovechar los históricamente generosos márgenes de ganancias del negocio, Citgo ha bajado el ritmo. Ha recortado sus inversiones y ha vendido activos. Uno de los acuerdos más recientes se dio la semana pasada cuando se deshizo de una unidad que convierte crudo en asfalto. Cumpliendo con las ideas de Boué, Citgo ha entregado el dinero adicional a su único accionista, el gobierno venezolano. Citgo ha incrementado su dividendo anual a más de US$2.000 millones, frente a los US$225 millones de 2000.

[citgo]

Los cambios en Citgo afectan el panorama energético de EE.UU. Citgo controla 5% de la capacidad de refinación de EE.UU., un porcentaje importante en un momento en que la demanda de petróleo del país está creciendo más rápido que la producción local. La producción de Citgo se estancará, lo que aumentará la presión bajo la que se encuentran los precios de la gasolina y las importaciones de petróleo.

El cambio radical de Citgo imita los pasos de su casa matriz, Petróleos de Venezuela SA, más conocida como PDVSA. Chávez ha llenado la estatal de aliados políticos y dedica más de US$14.000 millones al año de sus ganancias a programas sociales. A falta de inversiones, PDVSA ha visto cómo su producción de petróleo ha caído en picada.

La estrategia también contrasta con la de otras petroleras estatales, como la de Arabia Saudita por ejemplo, la cual invierte fuertemente tanto en la producción como en refinación. Citgo no quiso responder a preguntas sobre su estrategia. Tampoco lo hicieron PDVSA, ni el Ministerio de Energía y Minas de Venezuela. Boué escribió en un email que “uno de los objetivos es ciertamente aumentar los dividendos, pero nunca a costa de la integridad de las operaciones”. El ejecutivo calificó la política como sensata, dado que Venezuela había invertido a lo largo de los años una suma considerable en los negocios estadounidenses. “Durante 20 años pusimos mucho dinero sin recibir nada a cambio”, concluyó.

En el pasado, Citgo llegó a decir que vender activos le permitía concentrarse en sus proyectos más rentables. Expertos de la industria aseguran que Citgo es rentable. Ni Citgo ni PDVSA han publicado sus datos financieros desde 2005, cuando pagaron la totalidad de los bonos que se transaban en la bolsa, lo que acabó con la necesidad de reportarse ante la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. (SEC). Los últimos documentos de Citgo mostraron una ganancia de US$419 millones sobre unos ingresos de poco menos de US$31.000 millones en los primeros nueve meses de 2005.

La reducción forma parte de una mayor transformación en Citgo. Tras invertir en la compañía hace 21 años, Venezuela dejó que durante años fueran los estadounidenses quienes la dirigieran. Pero bajo el régimen de Chávez, Citgo ha tenido en seis años a cuatro presidentes ejecutivos venezolanos, uno de los cuales fue un general del ejército, donde Chávez empezó su carrera.

Citgo cuenta ahora con una nueva junta que incluye además de a Boué, a un primo del Presidente y un matemático marxista de origen francés. Esta junta se convirtió en una pieza clave en la elaboración de las políticas de la compañía, y empezó a marginar a los gerentes estadounidenses, dejando de comunicarles sus planes a largo plazo, cuentan algunos empleados y ex trabajadores. Boué dice que la junta toma “todas las decisiones importantes” pero niega que mantenga desinformados a sus ejecutivos.

Cuando Venezuela trasladó en 2004 la sede de Citgo de Tulsa, en Oklahoma, a Houston, en Texas, casi la mitad de los empleados eligió no mudarse. Desde entonces, casi todos los altos ejecutivos estadounidenses han dejado la compañía. Cuando renuncian, deben firmar acuerdos en los que prometen no criticar a Citgo en público, según varios ex ejecutivos. Esto encaja con lo que algunos describen como una cultura cada vez más hermética en la compañía. “Es como un estado policial”, lamenta uno de ellos.

Siguiendo el modelo de PDVSA, Citgo ha incrementado su gasto social. El año pasado, aportó combustible de calefacción a precios reducidos a más de 1,2 millones de estadounidenses pobres. El programa de US$80 millones le permitió a Chávez anotar unos goles políticos resaltando la persistente pobreza en uno de los países más ricos del mundo.

El estilo políticamente conflictivo de Venezuela se ha convertido en un dolor de cabeza para muchos de los que dirigen franquicias de las estaciones de servicio de Citgo. Después de que Chávez se refiriera al presidente de EE.UU., George W. Bush, como “el diablo” durante un discurso en la ONU el año pasado, surgió en Internet un movimiento para boicotear las estaciones de Citgo. Es difícil calcular el efecto que ha tenido la protesta, pero en Monroe, Louisiana, Bennie Evans, un propietario de 120 gasolineras de Citgo, se está cambiando a otras marcas. “Los clientes no volvieron. Recibimos toneladas de cartas amenazantes”, cuenta.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: