>

Nueva guerra sexual

La Lupa de Juan Francisco Gonzalez Iñigo

¿Acaso tendremos que promover la homosexualidad y no solo aceptarla o tolerarla? Vivimos en un mundo raro, locuaz, donde las señoras quieren volver a ser señoritas y los generales y políticos quieren ser mariquitas.

1- Pornografía:
A veces deseo escribir sobre un solo tema, como dinero y economía, pero las respuestas de los lectores guían mi trabajo. En la última LUPA dije que no se lee debido a que ofrece mayor placer, y menor esfuerzo, la TV-basura. Se me pasó citar la opción de aprovechar la maravilla del video y el audio para ver programas de alta calidad. Lo ideal es combinar esos programas con la lectura por placer. Se me olvidó decir que las nuevas tecnologías de comunicación -como Internet, televisión por satélite y teléfonos móviles- están facilitando que grandes plagas sociales como la pornografíainfidelidades, divorcios, promiscuidades hetero y homo- sexuales y no se diga masturbaciones. Las lecturas y conversaciones afines con la pornografía explican no pocos embarazos y abortos entre casi adolescentes. Muchos jóvenes y no tan jóvenes, de ambos sexos, quieren alejarse de la pornografía pero no encuentran el camino. Están atrapados. Ya son adictos a esta forma de “entretenimiento”, como me dijo un sacerdote y confesor de una escuela en el DF. Muchos padres de esas criaturas ni se enteran. De este tema me ocuparé pronto, con la ayuda de ustedes. lleguen a más y más gente. Ello a su vez desencadena

2- Homosexuales: Los lectores son primero. Como siempre he tenido curiosidad por saber de qué nos acusamos los humanos en los confesionarios, religiosos y psiquiátricos, me cayó como anillo al dedo una carta que recibí ayer. Muchos de los que reciben estas LUPAS las leen poco a poco, algunos incluso me envían comentarios de las primeras cincuenta ediciones. Por lo general son nuevos suscriptores los que se meten a la página www.laslupas.net en la red. Los que consultan generalmente no escriben. Ayer me llegó una carta de uno de ellos, el Dr. Ximeno Moretti, argentino residente en Miami, Florida, que se presenta como católico practicante y culto, exseminarista, dedicado a la consulta psiquiátrica en el diván. Me reclama el contenido del siguiente párrafo en la LUPA 268: “Diana Solórzano y otros me reclaman que haya afirmado en la LUPA 267 que los homosexuales tienen una personalidad trastornada y por tanto no son normales. ¿Quién es normal, les pregunto? ¿Quién no sufre algún trastorno? Todos los tenemos. ¿Qué entienden por normal? Desde el punto de vista estadístico los homosexuales son anormales, desde el punto de vista psicológico también lo son y desde el hecho de que las parejas de homosexuales no pueden transmitir la vida también lo son”.

3- Psiquiatra: Moretti me dice que estoy “anticuado” en mis juicios y citas de autores como Aquilino Polaino, porque el movimiento gay ya va “muy adelantado” al grado de que cualquier forma de discriminación hacia ellos está penada en casi todo el mundo laico y desarrollado. Hace énfasis en que sus clientes son “tan normales como los heterosexuales”. (A la mejor él también es de la cofradía, lo digo con todo respeto). Le contesto desde aquí a Ximeno que no porque vaya muy adelantado el asunto -y yo muy atrasado- voy a aceptar esa “normalidad”. Una cosa es la política y otra la conciencia. No se que dirán los lecto-escritores de las LUPAS pero a mi no me gustaría aceptar -a la fuerza, por ley- las conductas homosexuales en mis narices. Ni mucho menos promoverlas, por Dios. ¿Por qué obligar a hacerlo? Los y las homos merecen todo nuestro respeto, comprensión y amistad, pero cada quien su pollo. Como dice el Catecismo de la Iglesia Católica (CIC) en su punto 2357: “Un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales instintivas”. Les faltó decir: “Y todos podemos tener un familiar cercano con esas preferencias”. Agrega nuestra Iglesia: “No eligen su condición homosexual y ello constituye una auténtica prueba. Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta.”

4- Brazalete: El asunto es bastante delicado, Dr. Moretti. Tú de seguro sabes más porque de alguna forma los atiendes y confiesas, pero acá abajo el común de los mortales vemos las cosas con otra óptica. Lo que no me parece es que nos obliguen a aceptar la conducta homosexual, que, es verdad, avanza como un gran tsunami. Hace solo una semana el diario italiano Corriere de la Sera informaba de una campaña lanzada por la región Toscana contra la discriminación homosexual. La foto presenta a un bebé recién nacido con un brazalete de hospital en su brazo, que lleva la palabra «homosexual». Se planea distribuir miles de copias de la foto en forma de folletos y pósters. Según Alessio De Giori, presidente de la rama toscana del grupo pro-homosexual Arci-Gay, se trata de convencer a la gente de que la homosexualidad no es una elección sino algo inmutable y genéticamente determinado. La foto recibió la crítica inmediata del secretario de estado del Vaticano, cardenal Tarcisio Bertone, quien dijo que la tolerancia de las diferencias es un concepto que los defensores de la homosexualidad han borrado de su vocabulario.

5- Leyes: En una carta distribuida por Zenit, el padre legionario irlandés John Flynn dice que, cada vez más, las leyes sobre homosexualidad están creando conflictos para los cristianos que quieren seguir su conciencia. Una pareja cristiana de Inglaterra se vio forzada a retirar su solicitud para ser padres adoptivos porque no estaban preparados para promover la homosexualidad, informó el periódico Telegraph el 24 de octubre. Los esposos son ministros de la Iglesia Cristiana. Hace poco las autoridades les informaron que deben obedecer a las leyes que les exigen que traten igual a homos que a heteros. La pareja declaró que no promoverían la homosexualidad de forma activa debido a sus creencias religiosas. Tienen 3 hijos propios y han cuidado a no menos de 28 niños. “Nos sentimos discriminados como cristianos, y muchos otros se encuentran en nuestra misma posición”, dijeron. Una de las consecuencias de las nuevas leyes contra la discriminación por sexo es forzar a las agencias de adopción católicas a que entreguen niños al cuidado de parejas homosexuales.

6- Adopciones: Hace poco Catholic Care, una de estas agencias, anunció que pondría fin a su servicio de adopciones como resultado de una ley que da a las agencias hasta diciembre de 2008 para adaptarse a la nueva legislación sobre discriminación sexual. La nueva ley inglesa tendrá impacto en todo el mundo occidental. Por ejemplo, una imprenta cristiana no podrá rechazar la reproducción de material que promueva la homosexualidad, y no se permitirá a las iglesias que rechacen alquilar sus centros de conferencias o auditorios parroquiales a grupos homosexuales. Los dueños musulmanes o cristianos de casas de huéspedes no podrán negarse a aceptar parejas homosexuales, a menos que impongan una prohibición de dormir juntos a todas las parejas. La plaga ya está en EUA donde las legislaciones estatales de California, Nueva Jersey y otras obligan a toda la ciudadanía –entre ellos cristianos y musulmanes- a no discriminar a las parejas y grupos homosexuales, e incluso a promoverlas. ¿Adónde va a llegar todo esto? ¿A una guerra sexual? ¿Quién va desear enviar a sus hijas a escuelas conducidas por lesbianas? ¿Será obligación promover esas escuelas? ¿Por qué tolerar un beso de lesbianas en la TV-abierta? ¿Y los niveles de conciencia?

7- Dinero:
Mejor me salgo de ese berenjenal y me meto a un mundo que entiendo menos: el dinero y la economía. Las bolsas se siguen cayendo por la sencilla razón de que en economía todo se paga y de que los tiburones necesitan sangre. El dinero superbarato y las utilidades extraordinarias obtenidas por ese dinero casi regalado, y por tanto crédito de baja calidad, y sus burbujas correspondientes, como la de la vivienda, comienzan a revertirse. Seis años de camote dulce empalagan al más tragón. Pienso, sin embargo, que los que imprimen los dólares saben cómo salir de todos los enredos en que se meten. La FED es la institución más poderosa del mundo. Sus funciones son las de un equilibrista con una gran red. Y las de un gran bombero, de un ilusionista. Ayer Ben Bernanke, su cabeza académica, pero no la política, dijo en el Congreso de EUA que su tarea está difícil porque por un lado siguen las tensiones en el mercado del crédito y por el otro se intensifican los riesgos inflacionarios debido al petróleo que sigue al alza (para bien de México, digo yo). Continúa la debilidad del dólar y con ello el ascenso en el precio de las materias primas, que se cotizan en dólares devaluados. Todo sigue una lógica, como ya había dicho en estas LUPAS, que es la de presionar a la FED para que baje de nuevo las tasas de referencia, aunque ello debilite de nuevo al dólar. Los Hedge-Funds necesitan menores precios accionarios para volver a las utilidades. Un día bajan a las financieras, tres días después a las tecnológicas, etcétera. El dinero barato y la productividad son el combustible ideal del capitalismo productivo en expansión con moderación de precios.

8- Bolsa: Creo que las bolsas van de nuevo a subir por varias razones: El 2008 es un año electoral en EUA, la economía gringa no está tan mal, se avecinan las mejores semanas del año en cuanto a gastos del consumidor, un factor de empuje esencial y es muy probable que la FED baje otro cuarto de punto en su reunión de diciembre como regalo de Navidad a los banqueros privados, sus aliados en tantas fechorías de dar casas como si fueran perros calientes, traducción literal de hot-dogs. ¡Y sí que están calientes! No es lo óptimo para el largo plazo por los riesgos inflacionarios, pero es peor caer en una recesión por la falta de crédito y dinero en circulación. Creo que las acciones de los bancos, como Citigroup, y de las corredurías-tipo carnicerías, como Merrill Lynch, son una buena inversión a estos precios. Están sobre-vendidas por el pánico. Ya llegará la euforia.

9- No se desanimen. Hay que cantarle a la vida. Anoche en una sesión de dominó con amigos muy queridos cantamos, al calor de las copas, la Sanmarqueña: “San Marcos tiene la fama de las mujeres bonitas, también Acapulco tiene de diferentes caritas; Si nuevos amores tienes bien los puedes retirar; A la mar fui por naranjas, cosa que la mar no tiene; Las mujeres y los gatos son de la misma opinión, que teniendo carne en casa, salen a cazar al ratón; Sanmarqueña de mi vida, Sanmarqueña de mi amor”. Esta canción la cantaba el Pirulí hace cuarenta años en el Hotel Posada Vallarta y la adornaba señalando a “una mesa bendita donde la señora que se sienta se convierte en señorita”. Ahora ya no se puede soñar en esos imposibles, ya tenemos un globo dirigido por homosexuales y guerreros convertidos en señoritas. Prefiero el mundo de fantasías. Leer y escribir cambian la vida. No dejemos de darnos ambos placeres.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: