>

¿Latinoamérica “El Paraíso Perdido”?

Cuando los organismos económicos internacionales hacen sus previsiones sobre Latinoamérica siempre son a mediano o largo plazo, las razones son diversas y asoman como los pilares económicos de la región a México y Brasil.

Invariablemente fue Brasil la potencia, el gigante en pleno desarrollo suramericano y México en la otra parte por su cercanía con un EEUU, una promesa que está por verse. Nada termina de consolidarse en Latinoamérica ni será en el corto plazo. Eso indica la prognosis.

Entretanto la política y políticos latinoamericanos descuellan por sus actividades oscuras, no convincentes ni constructivas, inversamente van a contrapelo de la buena administración de los grandes recursos de la región, gastan y gastan en inversiones no productivas, la anarquía es inflexible y la demagogia implacable. Ver la política domestica en los países de la región es como ver una vieja película que se repite por tiempo indefinido.

Los héroes y anti héroes persisten y la actividad se circunscribe al personalismo, llevado a su máxima expresión la egolatría, depauperando a los pueblos que gobiernan, y negándole al continente más promisorio del universo el tan esperado desarrollo. Observando como se desvanece esa esperanza, seguimos siendo el paraíso perdido del mundo. El reto de crecer no se alcanza y cuando las economías “progresan” es casi por razones fortuitas como la de Venezuela, que en manos de un botarate desprecia su erario y lo dilapida.

El poco crecimiento que logran algunos países se dispersa cuando ocurre un cambio de gobierno, alterando todo y empezando de nuevo un ciclo de empobrecimiento. La corrupción con sus garras destroza las riquezas naturales, anulando cualquier obra emprendida de buena voluntad y sana economía, en todo ello, están inmiscuidos los políticos, bellacos que arrasan con cuanto “tesoro público” encuentran a su paso.

El devenir se hace insoportable para los habitantes de esta parte del globo, advirtiendo disipadas sus ilusiones, mirando como el desarrollo y bienestar en otras partes del orbe se define, creciendo y proveyendo a sus nacionales de mejores condiciones de vida.

El paradigma inquietante de la coyuntura Latinoamericana lo hallamos en Venezuela, siendo ineludible tocar nuestra aberración, indefinible ideológica y económicamente, con todos los recursos a su disposición para que pegue el brinco como nación y se convirtiera en modelo de la región, no invierte la renta petrolera para su desarrollo y prosperidad de sus naturales.

Las causas son conocidas observando a quien gobierna procediendo de manera atolondrada. Disponiendo de todo el dinero de los venezolanos, sin hacer causa común con su pueblo, desvaneciéndose entre ofrecimientos nimios y halagos, “acaricia” con su formula populista sin concretar nada.

Cuando los latinoamericanos quieran tomar un mal modelo pueden hacerlo de aquí, en la tierra de Bolívar el desastre es total. Y de verdad parece ser contagioso, increíblemente observamos al mandatario de Ecuador aspirando emular a Chávez o más claramente copiándole con “precisión”, o a un Evo Morales en sumisión total que, no se corresponde con el aborigen emancipado y trabajador.

Mientras tanto Perú anda en una nueva experiencia dentro de los cánones tradicionales de la socialdemocracia, ojalá su presidente enmiende sus errores pasados y continúe la labor de Alejandro Toledo, quien hasta ahora no le ven en su real arranque, quizá esperaron un milagro en su gestión. Dejó el camino trazado para alcanzar un crecimiento sustentable. Chile con trazas tranquilas seguirá avanzando.

Brasil continuará en su senda de desarrollo, y cómo dijimos en artículo anterior es uno de los aventajados de la región con Lula, quien sabe manejarse con los gringos y le saca cuanto quiere a Chávez en sus enamoramientos socialistas. Argentina eligió a su nueva presidenta, es muy posible que la anarquía se apoderé de la nación austral y reiteradamente el ras de la violencia se haga presente.

Luego que el obsecuente Kirchner manipuló como le vino en ganas a su pueblo con los reales provenientes de Venezuela, sin cumplir una sola oferta con la misma combinación explosiva entre compras de conciencias y seudo socialismo, donde se involucran entre los réditos obtenidos las Madres de Mayo y los piqueteros.

El resto de los países latinoamericanos son complementarios a lo que pueda suceder en Venezuela y a su órbita. Ésta es la causa que no menciona el FMI cuando hace una evaluación sobre Latinoamérica, para no inmiscuirse en cuestiones políticas, saliéndose de su libreto. En “el paraíso perdido” de desperdiciadas expectaciones para su crecimiento e independencia, y potencialmente más susceptible al coloniaje en la actualidad; sin visión de futuro en manos de mostrencos que acaban con sus riquezas y de entupidos que le siguen.

Las perspectivas económica de Latinoamérica siguen siendo las mismas de hace 50 años cuando estudiábamos primaria, tierra promisoria y nada más… porque sus gobernantes no sirven o peor seria en pensar que sus habitantes tampoco, de allí partimos para no discurrir ya en la Tierra de Gracia… sino en el infierno con Satanás del clásico de John Milton y su Paraíso Perdido.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: