>

Greenspan cuestiona el ‘superfondo’ anticrisis americano

El ex presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Alan Greenspan, sostiene que el plan anunciado el pasado lunes por Citigroup, Bank of America y JP Morgan para constituir un “superfondo” de 75.000 millones de dólares que suavice la crisis crediticia puede resultar contraproducente. La mejor solución para restaurar la confianza en los mercados, según el veterano economista, es no intervenir y dejar que los “buitres” de la especulación hagan su trabajo. En una entrevista exclusiva a la publicación norteamericana Emerging Markets Greenspan manifestó que la idea de constituir ese fondo podría minar todavía más la confianza del mercado.

“Los buitres -comentó gráficamente- son muy útiles algunas veces”. Y es que el fondo propuesto por EE UU para que se haga cargo de activos afectados por la crisis hipotecaria dispara la ironía del ex presidente de la Reserva Federal.

“No está claro para mí que los beneficios superen a los riesgos” en una operación de este tipo, señala Greenspan, quien considera que se trata de una situación distinta a la que se produjo cuando él organizó en 1998 él rescate del Long Term Capital Management (LTCM), un gran “hedge fund” en apuros, para evitar el contagio de la crisis financiera asiática al resto del mundo.

“Aquí estamos hablando de un segmento de mercado mucho mayor y ellos (los bancos implicados en la operación) no están hablando de absorber los títulos vinculados a hipotecas ”subprime”. Están hablando esencialmente de aumentar la liquidez de quienes tienen SIV (vehículos de inversión estructurada) o parecidos”, un tipo de instrumentos empleados precisamente para hacer operaciones financieras de alto riesgo.

La justificación de los ideólogos

El director ejecutivo de JP Morgan, Jamie Dimon, dijo el pasado miércoles que el fondo, que comprará títulos que han perdido al menos en parte la confianza del mercado, podría aliviar la presión causada por los SIV, e impedir que que malvender sus activos porque los inversores habituales se nieguen a comprar el nuevo papel comercial que emitan.

Pero Greenspan argumenta que eso puede tener un efecto contraproducente en la psicología de los mercados porque lo que crea mercados fuertes es la creencia entre la comunidad de inversores de que el miedo ha dejado fuera a muchos competidores, los precios han bajado y hay “gangas atractivas” dignas de ser compradas. “Si intervienes en el sistema, los buitres permanecen al margen. Los buitres son muy útiles algunas veces”, recalca.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: